Regresaron a casa y el pueblo los recibió con La Borinqueña

Adriana Díaz y su hermana Melanie no tenían más que una sonrisa en el rostro y palabras de agradecimiento. La veterana Vanessa García era puro gozo. Brian Afanador destilaba emociones mientras se confundía con la gente en incontables abrazos. Y claro, el resto de los atletas que llegaron en la tarde del jueves a Puerto Rico luego de cosechar triunfos en Barranquilla, Colombia, también se sumaron a la ola de alegría que arropó el aeropuerto Luis Muñoz Marín.

unnamed41-5b27449f8cde59b98b6ce3601c95c817.jpg
Las hermanas Díaz lograron conquistar el oro en dobles femenino. (Dennis Jones / Metro)

Al son del canto sonoro de La Borinqueña, familiares, amigos y líderes comunitarios recibieron a los nuestros, que –por supuesto– terminaron contagiándose con la energía.

"Muy agradecida por el apoyo. La verdad es que es increíble y me motiva a seguir día a día luchando por Puerto Rico. Estoy muy contenta. Para mí es un honor traer estas cuatro medallas de oro y ver a toda esta gente aquí”, comentó Adriana Díaz, visiblemente agotada.

unnamed32-50ff03749f14ab6b934bc1b27e8b4ed1.jpg
Familiares, amigos y líderes comunitarios llagaron al aeropuerto Luis Muñoz Marín. (Dennis Jones / Metro)

“La verdad es que estoy muy cansada. Estuve en India, estuve en los Centroamericanos y no he parado. Voy a tomarme un descanso breve y después sigo con mi rutina normal. En par de semanas tengo Bulgaria y República Checa. El calendario es muy fuerte”, añadió la mimada del deporte nacional.

Por su parte, su hermana Melanie destacó los sacrificios que terminaron rindiendo frutos en suelo colombiano.

“Ahora mismo lo que pienso es que todo ha valido la pena. A veces no sabemos de dónde sacar las fuerzas, pero nos ayudamos entre nosotras. En mi caso, estar en lo más alto del podio con la de oro, fue bien gratificante. A la gente le digo que nunca nos dejen de apoyar. Ni a nosotras ni a todos los atletas. Quiero que sepan que aunque nos ponemos nerviosos siempre queremos dar lo mejor de nosotros”, manifestó, detallando —además— que en dos semanas estará partiendo a Europa junto a su hermana.

unnamed53-dbac22c9effc0cce057226d6b05f688f.jpg
Melanie Díaz se colgó oro en dobles femenino y en equipo, así como una plata en dobles mixto. (Dennis Jones / Metro)

Por otro lado, Afanador puntualizó que todo lo logrado en Barranquilla es una muestra de la gallardía de un pueblo puertorriqueño que, a casi once meses del paso del huracán María, sigue luchando por levantarse.

“Esto es orgullo y felicidad para Puerto Rico, que tanto se lo merece después de lo que vivimos y de todo lo que ha pasado con María. Esto es un poco de alegría y un poco de satisfacción. Para esto es lo que yo trabajo, para que Puerto Rico esté feliz y para ver estas sonrisas”, aseguró el tenismesista, quien ahora se preparará para competir en Francia.

Entretanto, la abanderada de nuestra delegación, Vanessa García, confesó sentirse orgullosa de todo lo que se ha logrado hasta la fecha en Colombia y afirmó que el próximo paso es tomarse un timpo para decidir si continuará compitiendo en las piscinas o si se dedica cien por ciento a entrenar.

unnamed17-b205385501a29f038959c3c95208d09c.jpg
Vanessa García, abanderada de la delegación boricua. (Dennis Jones / Metro)

“Me tomaré unas semanas para pensar si seguiré nadando o si sigo de lleno como entrenadora, que es mi otra faceta ahora. Pero que sepan que poder representar a Puerto Rico una vez más fue una experiencia grata, a pesar de que los resultados no me favorecieron. Me disfruté al máximo los logos de mis compañeros y eso me llena”, puntualizó.

Entre el grupo que arribó ayer también estuvo la única medallista por el deporte de halterofilia, Keyshla Rodríguez, quien se colgó bronce en los 90 kilogramos.

unnamed23-346839957839a4be1491d950d1b815b6.jpg
Keyshla Rodríguez, medallista de bronce en halterofilia. (Dennis Jones / Metro)