Rectoría quería imponer becario a la Escuela de Derecho

Desde febrero a Derecho le querían imponer plaza para becario presidencial

La Rectoría de Rio Piedras envió una carta a la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, prácticamente imponiéndole a la decana Vivian Neptune el proceso para llenar una plaza docente en la institución. Básicamente se le instruyó a obviar el procedimiento regular de convocatoria, ya que la plaza se crearía para llenarla con “un becario presidencial”.

ElCalce.Com obtuvo la carta, con fecha del 2 de febrero de 2016, firmada por la decana de Asuntos Académicos Palmira Ríos González, donde le indicaba a la decana de la Escuela de Derecho Vivian Neptune que no era necesario hacer una convocatoria abierta para la plaza docente de bibliotecario, pues estaba dispuesta para un candidato a la beca presidencial, al cumplir con los requisitos.

screenshot20160225at14034pm-d72b4898aa09671610001467c6d3587e.jpg

Esta misiva provocó suspicacia y motivó a que la facultad de la Escuela de Derecho aprobara dos resoluciones el 10 de febrero; una solicitándole al presidente de la Universidad que les informara sobre el procedimiento para conceder las Becas Presidenciales durante los años académicos 2014 al 2016, incluyendo los proceso de convocatoria y la otra repudiando las condiciones para el reclutamiento de la plaza impuestas por la Rectoría.

Ver – Resolución de la Facultad de la Escuela de Derecho Beca Presidencial y Carta

Ver – Resolución de la Facultad Escuela de Derecho Plazas Docentes

Una mirada detenida a los documentos del expediente de Carlos Andres Pagán Cuebas para las becas presidenciales apunta a claves que podían dirigir hacia donde iba la intención de la Rectoría de exigirle a la Facultad de Derecho otorgar la plaza a un becario presidencial. Una una misiva con fecha del 17 de mayo de 2015, en la que el rector del recinto de Rio Piedras, Carlos Severino, recomienda al presidente Walker a Pagán para la beca presidencial hace referencia a un hecho fáctico de que el solicitante había sido aceptado en el en el programa graduado en Derecho de la Universidad de Harvard, que cuenta con la Biblioteca más extensa del mundo.

 

screenshot20160225at115634am-373958c16020082b954f20047d98c88d.jpg

Además, cuando se mira de cerca el ensayo en el expediente de la solicitud de Pagán, el entonces aspirante apunta a que este quería cursar el grado de Maestría en Derecho (LLM) en la Universidad de Harvard porque este grado, según el propio reglamento de la Institución, es uno terminal para optar por una plaza docente en Derecho. 

screenshot20160225at14800pm-48f343941f9bfed61f5461c4d6af8216.jpg

En cambio, no es hasta el 19 de julio del 2015 que el decano de la Facultad de Estudios Generales, fuera del término original que la presidencia había otorgado a las unidades para que le certificaran las prioridades del recinto, le envía una carta de recomendación al presidente Walker a favor de Pagán en la que solicita formalmente que la presidencia le apruebe una plaza probatoria para el Programa del Bachillerato Interdisciplinario de Estudios Generales para el becario una vez finalizara sus estudios en la Universidad de Harvard.

screenshot20160225at15503pm-a0b53ff22f31810881e3c73642fa569d.jpg

Lo que llama la atención en el tracto de la solicitud de Pagán es que en primera instancia hace referencia a su grado terminal para ser docente de la Escuela de Derecho, y luego al  programa interdisciplinario de la Facultad de Estudios Generales, una vez el decano de esa Facultad envía la carta.

Ver solicitud de Carlos Andrés Pagán Cuebas (1)

No obstante, de los documentos del Comité que evaluó las becas presidenciales para el periodo 2015-2016 no se desprende ni la intención, ni petición, de la Escuela de Derecho sobre la necesidad de emitir una beca presidencial para así poder llenar la plaza docente probatoria que le habían aprobado para la Biblioteca.  

Ver documentos del Comité Solicitantes Beca Presidencial