¡Qué verguenza! Matan carey en peligro de extinción en reserva de Humacao

El Departamento de Recursos Naturales informó el domingo que cazadores furtivos mataron  a un carey, especie de tortuga marina en peligro de extinción, en una de las playas de la Reserva Natural Efraín Archilla Díez de Humacao, conocida como la playa Los Morillos.

La escena fue descubierta el sábado a las 9:40 am por el Vigilante Cruz Pujols durante un patrullaje preventivo por las playas de la Reserva.  Este encontró los restos de la tortuga marina dentro de la vegetación costera de la playa.  Se trataba de una especie de carey adulta que estaba en etapa reproductiva y cuyo caparazón media 36 pulgadas de largo por 32 pulgadas de ancho.

algunoshuevosconcascaronysincascaron-b879d0e83284996807c7359e187c8044.jpg

“En un acto atroz, cazadores furtivos mataron esta tortuga mientras anidaba en la madrugada.  Se llevaron toda la carne de la tortuga y solamente dejaron su caparazón, plastrón, vísceras y algunos huevos.  El nido de los huevos estaba vacío por lo que se infiere que también se llevaron la mayoría de los huevos”, explicó la secretaria del DRNA, Carmen R. Guerrero Pérez.

Los vigilantes Cruz Pujols y Ramírez, del Cuerpo de Vigilantes del DRNA, están a cargo de la pesquisa que constituye un crimen ambiental con posibles convicciones en el ámbito estatal y federal.

vistadorsaldecareya-a802bb79d4750c001a4dc59aa99c48b8.jpg

Ambos vigilantes fueron entrenados recientemente con un adiestramiento especial de técnicas de ciencias forenses para investigaciones criminales relacionadas a tortugas marinas del Wider Caribbean Sea Turtle Network (WIDECAST).

“Agradecemos cualquier información que nos pueda brindar la ciudadanía para ampliar el ángulo de nuestra investigación.  Cualquier dato, comentario o confidencia, por más sencillo y mínimo que sea, nos ayudará en la investigación sobre este delito”, indicó la titular.

“Las personas con información que ayude a esclarecer este crimen, pueden comunicarse con carácter anónimo al 787-724-5700”, expresó Guerrero Pérez.

plastronenlavegetacion-f5b9a822e57718ab83f775646eda27a6.jpg

“Vamos a usar todo nuestro peritaje y recursos para ir tras los responsables y hacer que caiga sobre ellos todo el peso de la ley.  Matar, molestar, atrapar, dañar los nidos, comprar o vender una tortuga marina o parte de ella, como los huevos, es un delito estatal y federal que puede conllevar una multa de hasta $50 mil o hasta 10 años de cárcel”, puntualizó la funcionaria.

La última vez que se documentó un delito de esta gravedad dentro de la Reserva Natural de Humacao fue en la década de 1990.  Sin embargo, hace tres años se registró un incidente en los predios de la finca Buena Vista en Palmas del Mar cerca de la reserva.

“La temporada de anidaje del carey en Puerto Rico está comenzando.  Actualmente, el Proyecto de Tortugas Marinas de la Reserva de Humacao, liderado por Samerith Sánchez, ha documentado 52 nidos de carey en las playas de la Reserva.  Las playas de la Reserva de Humacao son las más importantes para la tortuga carey en la isla grande de Puerto Rico, ya que las playas en la Isla de Mona son las más importantes para el carey en toda nuestra jurisdicción,” explicó la planificadora.