5 alimentos que no deben faltar durante el embarazo

La alimentación es clave para el desarrollo saludable del bebé.

5 alimentos que no deben faltar en el embarazo - Garon Piceli / Pexels

Lo que comemos es sumamente importante para nuestra salud, para nuestro desenvolvimiento diario, para evitar enfermedades y mantener la energía necesaria para cumplir con las actividades que nos definen. La alimentación balanceada debe ser la bandera en cada una de las etapas de la vida, incluyendo el embarazo. Durante este período son diversos los cuidados que la futura mamá debe cumplir para el desarrollo saludable del bebé, entre ellos la alimentación. La correcta ingesta de alimentos en el período de gestación garantizará una buena salud, un mejor estado físico y emocional, así como el correcto crecimiento de tu hijo.

Durante el embarazo las necesidades nutricionales de la mujer se incrementan y esto sucede por los cambios que experimenta su cuerpo, así como por las demandas del feto para su desarrollo. Así que una correcta alimentación, la realización de actividad física, el descanso adecuado y el peso perfecto favorecerá el proceso de gestación.

Una mujer embarazada debe consumir unas 300 calorías más por día para obtener la energía necesaria para el crecimiento adecuado de su bebé, así que olvídate de la errónea idea de comer doble, porque el aumento excesivo de peso puede poner en peligro tu embarazo.

En el embarazo es clave consumir vitaminas, minerales y fibra para evitar un déficit nutricional en la mamá o el bebé la doctora Delimar Tello, especialista en embarazo y lactancia materna precisa 5 alimentos que no deben faltar en el embarazo.

Alimentos ricos en ácido fólico

La salud de la madre y el bebé depende en gran medida del consumo de vitaminas y minerales necesarios.

Tener los niveles de ácido fólicos durante el período de gestación puede ayudar a prevenir los llamados defectos del tubo neural, malformaciones cerebrales y de la médula espinal.

El ácido fólico se encuentra en vegetales de hoja verde, pan, cereales integrales como la avena y algunos frutos secos, los cítricos y los frijoles. También se recomienda suplementar con ácido fólico incluso desde que se empieza a planificar el embarazo.

Hierro

En el embarazo debe abundar el consumo de frutas y vegetales.

Considerando que desde el inicio de la gestación el volumen de sangre aumente y con él la necesidad de hierro para suministrarte oxígeno a ti y a tu bebé. Si no tienes la cantidad de hierro necesario puedes desarrollar anemia y disminución de la disponibilidad de oxígeno.

Entonces será necesario que consumas alimentos ricos en hierro, como carne roja, legumbres (frijoles, arvejas y lentejas), cereales de desayuno fortificados o frutos rojos y los vegetales de hoja verde son buenas fuentes de hierro.

Omega 3

El Omega 3 ayuda al desarrollo de la visión y el sistema nervioso del bebé en desarrollo, además, reduce el riesgo de parto prematuro, por lo que no debes pensar en mantener el buen consumo de este elemento en tu dieta diaria. Entre los alimentos que poseen Omega 3 se encuentran, pescados, mariscos, nueces, semillas de linaza y chía. Aceite de linaza, soya y canola.

Calcio

El calcio favorece el desarrollo de los huesos y dientes fuertes, y cumple un papel importante en el buen funcionamiento del sistema circulatorio, muscular y nervioso, así que su consumo diario es sumamente importante. Una manera de garantizar el calcio en tu comida diaria es consumiendo productos lácteos descremados, el jugo de naranja, los cereales fortificados con calcio, y la espinaca.

Proteínas

el desarrollo adecuado del bebé se logra entre otras cosas por la alimentación balanceada.

Siempre se destaca la importancia de comer proteínas pues favorecen el correcto desempeño de los órganos y en la etapa del embarazo, las proteínas ayudan a desarrollar los músculos, huesos y otros tejidos del bebé, así que debes comer a diario proteína, una forma de hacerlo es consumiendo carne magra, aves, pescado, frijoles, mantequilla de maní y los huevos.

Una clave en la alimentación durante el embarazo es variar los alimentos, llenar tu plato de colores y que exista en cada una de tus comidas un poco de cada nutriente, de esta manera estarás favoreciendo tanto tu salud como la de tu bebé, disminuyendo así los riesgos de enfermedades importante.

Más de este tema:

Cómo superar la depresión postparto

Consejos para prevenir la lumbalgia y dolor de espalda en el embarazo

10 beneficios del pilates para las embarazadas