Proyecto Dignidad quiere eliminar la colegiación compulsoria para ejercer la medicina en Puerto Rico

Señala que esto violenta el derecho constitucional a la libertad de asociación de los médicos puertorriqueños

Desde la Cámara de Representantes, la portavoz del Proyecto Dignidad, Lisie Burgos, quiere que se elimine la colegiación compulsoria como requisito para poder ejercer la medicina en Puerto Rico. (Porque con Fe nos sanamos todos) 

Se trata del Proyecto de la Cámara 987, a los fines de eliminar la colegiación como requisito para ejercer la medicina en Puerto Rico.

“El Proyecto de la Cámara 987 responde a un reclamo de miembros de la clase médica de Puerto Rico, quienes entienden que la colegiación compulsoria es un requisito oneroso que no adelanta la salud pública. Lo cierto es que el Colegio de Médicos Cirujanos no tiene facultad para administrar exámenes de reválida, reglamentar la profesión o imponer medidas disciplinarias a los médicos. Estas responsabilidades recaen enteramente sobre la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica, adscrita al Departamento de Salud. Por tal razón, la colegiación obligatoria jamás ha estado relacionada a la calidad de los servicios que reciben los pacientes. Dicha calidad es garantizada por la Junta de Licenciamiento, no por el Colegio de Médicos Cirujanos”, manifestó Burgos Muñiz en comunicación escrita.

Señaló que la colegiación compulsoria violenta el derecho constitucional a la libertad de asociación de los médicos puertorriqueños.

“Obligar a los médicos a colegiarse violenta el derecho a la libertad de asociación establecido en la Sección 6 del Artículo Dos de la Constitución de Puerto Rico. Según ha establecido el Tribunal Supremo en reiteradas ocasiones, el derecho a la libertad de asociación presupone el derecho de las personas a no asociarse. El Estado solo puede limitar este derecho fundamental cuando su acción persiga un interés apremiante y no existan medidas menos onerosas para proteger ese interés. En el caso que nos ocupa, el interés apremiante de proteger la salud pública ya es atendido por la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica del Departamento de Salud. Por lo tanto, obligar a los médicos a colegiarse representa una violación al derecho a la libertad de asociación que no encuentra justificación alguna. Es deber de esta Asamblea Legislativa abogar por los derechos constitucionales de la clase médica puertorriqueña, mientras se protege la salud y el bienestar del Pueblo. El P. de la C. 987 cumple con ambos propósitos”, concluyó la también presidenta de la Comisión de Bienestar Social, Personas con Discapacidad y Adultos Mayores.