Profesionales de la salud promueven estudios clínicos sobre el cannabis

Un grupo de médicos profesionales de la salud y científicos comprometidos con el desarrollo de la industria del cannabis medicinal crearon recientemente la Sociedad Puertorriqueña de Ciencia y Medicina Cannábica.  La Sociedad tendrá como objetivo promover la implementación de prácticas y procesos médicos adecuados para implementar estudios clínicos que sean replicables y que sirvan como base de discusión y educación sobre los beneficios del cannabis medicinal.

marihuana3-4d445dd6ba7d7997ab63e5d78f7d9b89.jpg

“Nuestra intención es reunir en un mismo foro a la clase médica de la industria del cannabis para adelantar una agenda de investigación clínica. Como primer contacto con el paciente y responsables de evaluar y recomendar el uso de este novel tratamiento, tenemos la responsabilidad de concretizar pasos de avanzada que redunden en descubrimientos y nueva información para el beneficio de la comunidad de pacientes y para el sano desarrollo de la industria”, explicó el doctor Jaime Claudio, miembro de la Sociedad.

La Sociedad, integrada por más de quince médicos, científicos y profesionales de la salud, también promoverá el uso de la tecnología en beneficio del paciente, facilitando el traspaso de información entre médicos y el Departamento de Salud. “Todavía existe en Puerto Rico mucha controversia y confusión sobre el uso médico del cannabis.  Por eso, entendemos que es necesario crear un cuerpo médico que se dedique a la ciencia y a la medicina del cannabis con el propósito de promover la formación, discusión e investigación entre la comunidad médica sobre el uso, la eficacia y efectos de los cannabinoides”, añadió el Dr. Claudio.

ap180330231555866a4372fcf8310ca0c9a3c92380200f2d1200x600-7f2b7c4aaaeb43ef7b279bf09b9d3b66.jpg

Esta Sociedad seguirá las pautas de la Asociación Médica de Estados Unidos con relación a la creación de este tipo de organización. Entre las tareas más apremiantes identificadas en la reunión constitutiva del grupo se incluye el registro y certificación de nuevos pacientes, la certificación de pacientes con acceso a la flor de cannabis, el desarrollo de una clasificación científica para la variedad de cepas de cannabis existentes en Puerto Rico, la promoción de estudios observacionales y alcanzar un consenso sobre un sistema digital clínico de información.