Posponen para el lunes la vista del caso de los dos hermanos puertorriqueños detenidos en México

La familia de los imputados espera radicar mañana un recurso para celebrar una vista al día después y mostrar la evidencia recopilada

México

La vista de audiencia del caso de los dos hermanos puertorriqueños acusados de violar a una menor de 17 años en México fue pospuesta para el lunes, informó hoy, sábado, Telenoticias.

Según el medio televisivo, la determinación surgió a causa de un supuesto ataponamiento de casos que las autoridades mexicanas deben lidiar primero antes de atender esa situación en específico.

La acusación contra Erick y Luis Zapata se remonta al 28 de junio, cuando pasaron la noche en una barra del hotel en el que se quedaban en Cancún, en México, durante sus vacaciones.

Tras acudir ahí, una joven acusó a ambos de agresión sexual y en lo que transcurre el proceso legal, ambos han tenido que mantenerse en una prisión de ese país.

Esta tarde, el padre de ambos, Luis Zapata, informó en una entrevista con Telenoticias que mañana, domingo, el abogado que representa a sus hijos radicará un recurso ante el tribunal mexicano para celebrar una vista el lunes.

Mira lo que le dijo a Telenoticias:

EN VIVO | Maribel Meléndez Fontán entrevista al padre de los hermanos puertorriqueños arrestados en México. Pendientes a Telenoticias 5pm para la ampliación de esta información.

Publicado por Telenoticias PR en Sábado, 7 de agosto de 2021

"Eso es una audiencia de seguimiento para demostrar las pruebas que tenemos y los que tiene Fiscalía. Ahí, si el juez decreta que está bien, pues desestiman los cargos… Hasta ahora esa es la expectativa", expresó a ese medio.

Inicialmente, la vista preliminar estaba pautada para el jueves, 5 agosto, pero también fue pospuesto para darle tiempo a ambas partes cumplan con el plazo para entregar la evidencia.

Tanto el abogado de la familia, Miguel Rivera, como los padres y los imputados han mantenido que son inocentes y cuentan con la prueba para mostrarlo.

Del mismo modo, desde que ocurrió el incidente, el Departamento de Estado ha estado en contacto con la autoridades mexicanas e incluso cree que recibirán un trato justo e imparcial de parte de tribunal.