Posiciones sexuales que aumentan el placer en las mujeres en poco tiempo ¿Las probaste?

No te quedes siempre en las mismas posiciones y explora nuevas formas de satisfacción.

Pinterest

En muchas ocasiones las mujeres no encuentran la satisfacción durante sus encuentros íntimos y aunque el primer culpable en ser señalado es el compañero del acto, las posiciones sexuales son grandes responsables.

Mediante ellas puedes retardar o acelerar el llegar a un orgasmo ya que hay algunas que estimulan de mejor manera la anatomía femenina, permitiéndole a su compañero jugar al mismo tiempo con zonas erógenas para incrementar el placer.

Posiciones sexuales más satisfactorias para la mujer

Cuando no se tienen muchas ideas de todas las opciones que se pueden explorar, es normal terminar cayendo en las mismas porque se sabe que ellas son las que tendrán placer y comodidad. Con estas opciones, sal de la rutina y estará el éxito asegurado.

posiciones sexuales disfruta mujer

Andrómaca

“La postura por excelencia para la mujer es la de Andrómaca si le gusta dominar, puesto que le permite jugar con su inclinación corporal y de ese modo controlar la penetración en mayor o menor profundidad", explica la sexóloga Mireia Rueda a Elle.

Otro de los grandes secretos detrás del éxito de ella es que le permite poder acariciar su clítoris o si se inclina hacia adelante, rozarlo con el pubis del hombre, incrementando el placer.

Esta es ideal para aquellas que tienen orgasmos clitorianos y consiste únicamente en que ella esté encima del hombre y lo cabalgue a su ritmo, aunado a que da mucha libertad con las manos para añadir un extra de sensaciones.

posiciones sexuales disfruta mujer

Cucharita

“A pesar de su nombre aparentemente casto, la cucharita es una de las posturas sexuales más fogosas del Kamasutra, con mucho contacto físico y hasta con ciertas halo de misterio, ¡lo tiene todo!”, agrega a la misma fuente la experta en erotismo Elsa Viegas.

En esta, la mujer se acuesta de lado mientras la pareja la abraza por detrás, posicionando su boca en el cuello, juntando el pecho con la espalda y sus genitales contra el trasero de su acompañante.

Su naturaleza hace que durante la penetración se estimule el clítoris, ya sea por el hombre o por ella misma, jugar con la intensidad e incluir mucho juego con las bocas y manos. Con una almohada entre tus piernas, el roce será mucho más intenso.

Misionero con las piernas cerradas

Entre las posiciones sexuales, la más básica y conocida es el misionero, pero también admite diferentes variaciones cuando se quiere salir de la rutina.

posiciones sexuales disfruta mujer

Con las piernas cerradas de la mujer, por ejemplo, la presión que ejerce el pene es mayor aumentando la satisfacción para los dos. "Además, el clítoris se verá rodeado y estimulado por las piernas de ella y los mismos labios de la vulva", explica el medio.

Para que se logre duplicar las sensaciones de la mujer los movimientos deben ser suaves y profundos, privilegiando el roce.

La L de espaldas

Para esta alternativa que también podrás incluir dentro de tu repertorio en una noche de disfrute deberás situarte de espaldas al hombre y tumbar la parte superior del cuerpo en una mesa o cama, dejando tus piernas en el suelo.

La pareja se coloca detrás de ti y te penetra vaginal o analmente mientras estimula tu clítoris, aunque es algo que puedes realizar tú a tu gusto.

Las especialistas afirman que resulta estimulante para muchas partes del cuerpo puesto que tu acompañante igual puede tocar tus senos si levantas el pecho un poco y el uso de lubricantes ayuda a facilitar el proceso.

Te recomendamos en video: