Políticos del PIP repudian proyecto republicano

El subsecretario de Asuntos con Norteamérica y candidato a comisionado residente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Hugo Rodríguez Díaz, y el secretario general de la colectividad y candidato a senador, Juan Dalmau Ramírez, expresaron su repudio al proyecto de ley que propone la creación de una junta de supervisión fiscal federal para Puerto Rico.

La medida fue presentada ayer por tres senadores estadounidenses.

Los políticos del PIP expresaron que, lejos de atender efectivamente la crisis fiscal y económica de Puerto Rico, “toda vez que la medida no provee mecanismo significativo alguno, la misma agrava y profundiza la situación del país ya que el resultado neto, de convertirse en ley el proyecto, sería profundizar y agudizar la colonia y un Estado Libre Asociado disfuncional”.

juandalmauins-3f9484fe0e5ab217e7643a3547c7fee3.jpg

"El proyecto radicado por los senadores republicanos, lo primero que hay que decir es que representa el absurdo de que, ante la crisis económica del colonialismo, lo que provee como solución es más colonialismo. Este proyecto crearía una Junta de supervisión económica nombrada por el presidente de los Estados Unidos que para todo propósito financiero se haría cargo del gobierno de Puerto Rico" expresó Rodríguez Díaz.

Dalmau Ramírez explicó que los acontecimientos de ayer, miércoles, sobre la evaluación del gobierno estadounidense de una junta de control federal, “denotan que no hay duda del poder plenario del Congreso sobre Puerto Rico”.

"Es la más reciente humillación colonial, antes disimulada por una supuesta autonomía fiscal del ELA, ahora manifestada en toda su crudeza con una sindicatura del gobierno americano sobre los asuntos fiscales de Puerto Rico. Esto representa un retroceso a los tiempos del gobierno militar luego de la invasión a finales de siglo 19. Cualquier esfuerzo que se haga o medida adoptada por parte del gobierno federal, solo va a representar un parcho momentáneo y temporero si no se atiende, al mismo tiempo, el problema fundamental: el régimen colonial y antidemocrático del ELA, que ha colapsado”, afirmó.