Playas Bandera Azul se preparan para la temporada de verano

El programa Bandera Azul, que otorga un reconocimiento internacional a las playas y marinas cuando cumplen con determinados parámetros de calidad, se prepara en la isla para la temporada de verano.

Además, anunció que un nuevo lugar ha sido certificado: se trata de playita Rosada, parte de la Reserva Natural La Parguera en Lajas.

beachfoam-0a2ec665c7b5ace51c1526e385de9205.jpg

Bandera Azula otorgó el reconocimiento a playita Rosada tras cumplir con distintos parámetros, como calidad de agua, infraestructura para público general y personas con diversidad funcional, seguridad y servicios, manejo ambiental, información y educación ambiental.

El programa Bandera Azul Internacional actualmente cuenta con la participación de 49 países y con más de cuatro mil quinientas playas y marinas que son reconocidas por cumplir con los requerimientos de calidad de agua y servicios.

En Puerto Rico, la Organización Pro Ambiente Sustentable (OPAS) es la que administra el programa de certificación como representantes únicos de la Fundación de Educación Ambiental (FEE, siglas en inglés).

“Estoy sumamente feliz en anunciar que para esta nueva temporada 2015 2016, la cual comienza durante el mes de noviembre, se certifica por primera vez con la Bandera Azul a Playita Rosada, parte de la Reserva Natural La Parguera en Lajas”, declaró María Elena García, coordinadora nacional del Programa Bandera Azul.

253beautifulbeach-8f81b1b8f2d93d6db83a37aff0f64dff.gif

Resaltó que playita Rosada se convierte en la segunda reserva natural en el Caribe y en todo el Hemisferio Occidental con este galardón.

La primera fue playa Pelicano, en la Reserva Natural Caja de Muertos en Ponce, también administrada por el DRNA,

Además de Playita Rosada, la playa de la Isla de Palomino en Fajardo administrada por el Hotel El Conquistador, también logró certificar por vez primera con este galardón, convirtiéndose en la primera playa Bandera Azul administrada por un hotel en Puerto Rico.

Ambas playas planifican establecer dentro de sus zonas, como proyecto piloto, áreas libres de contaminación sonora.