Planificación 101

La planificación imagina un escenario futuro y busca la manera de alcanzar ese futuro

Urbana Planifica

Al nivel más básico, la planificación es un proceso orientado hacia el futuro que busca generar conocimiento para realizar una acción. Aquí tenemos cuatro puntos importantes: (1) es un proceso, (2) es orientado hacia el futuro, (3) busca generar conocimiento, (4) busca realizar una acción. Veamos cada uno más en detalle.

(1) La planificación es un proceso continuo e iterativo. Aunque en muchas instancias el proceso se organiza en fases o etapas y en orden cronológico, la realidad es que la planificación no es lineal. Esto quiere decir que a medida que avance el proceso de planificación se debe regresar a los planteamientos iniciales e ir ajustando. Esto se conoce como retroalimentación o “feedback.” La planificación también es un proceso multidisciplinario, lo que quiere decir que requiere de la participación de personas de diferentes disciplinas y ámbitos profesionales y sociales. Esto es así ya que las realidades económicas, urbanas, ambientales y políticas son complejas y necesitan abordarse desde múltiples enfoques.

(2) La planificación es un proceso orientado hacia el futuro. Aunque parezca obvio, es importante aclarar que la planificación buscar impactar el futuro. Busca impactar algo que en el presente no existe. Por lo tanto, es un proceso imaginativo. En este proceso, es importante estudiar el pasado y la historia, y por supuesto considerar las condiciones actuales y presentes. Pero en última instancia, la planificación imagina un escenario futuro y busca la manera de alcanzar ese futuro.

(3) El proceso de planificación busca generar conocimiento. Se busca generar conocimiento para poder establecer los cursos de acción más adecuados a fin de lograr el escenario futuro que se quiere. La planificación entonces necesita recopilar los datos existentes y levantar los que sean necesarios para poder entender y analizar la realidad actual. Este proceso de recopilación y análisis de datos queda plasmado en documentos que sirven para informar a las personas que toman o podrían tomar las decisiones sobre que acciones se deben realizar.

(4) La planificación busca realizar una acción. El propósito más fundamental de la planificación es imaginar el escenario futuro que se quiere y establecer los pasos a seguir para alcanzarlo. Esos pasos para seguir usualmente se describen en un plan. Sin embargo, la planificación no termina con la elaboración del plan. La implementación o ejecución del plan es parte de la planificación. Inclusive, dado que la planificación es un proceso continuo e iterativo, aún en la implementación se pueden hacer ajustes al plan y a las acciones a tomar.

La realidad es compleja y está llena de incertidumbre. La planificación es un mecanismo para manejar esa complejidad y esa incertidumbre. Se busca tomar ciertas decisiones ahora para cuando llegue el momento sepamos como actuar. Al menos esto es así en teoría. En la realidad, se toman muchas decisiones en un proceso de planificación. ¿A dónde queremos ir? ¿Cuál es el escenario futuro que queremos? ¿Cómo será el proceso de participación ciudadana? ¿Qué información vamos a incluir y considerar? ¿Cómo vamos a publicar y compartir el conocimiento generado? Y por supuesto, ¿cuáles son los pasos que vamos a seguir para lograr nuestro escenario futuro ideal?

Sigue a Urbana Planifica en Facebook y en Instagram