Pirulo llega a hartar, pero su sandunga es muy hp

clipimage00210-c9f86d41ba99065ef57d1369050664fc.jpg

Hace menos de un año un pana me preguntó que si conocía a Pirulo y La Tribu. Rápidamente, sin pensarlo dos veces y bien boricua le contesté: “¿quién carajo es ese tipo?”. En ese momento, Pirulo no tenía la fama tipo Kim Kardashian y sus hermanas nalgonas que tiene ahora.

El tipo con su sandunga y su pegajoso tema que suena: “…Yo soy así, un poco loco, pero feliz”, pone hasta el más tieso a bailar en una noche de cervezas y &#39bellacrisis&#39 interna y externa en momentos…. anyway.

La cosa es que Pirulo y su cancioncita se han vuelto virales y hasta sale en más de 500 anuncios diarios en medios impresos, radio y televisión, 77 fiestas patronales -menos en Guayanilla que nos las tumbaron hace tiempo y ya no ese perro intenso en la plaza- y cuanta actividad privada que te inviten, ahí esta el chamaco de los dreads aunque sea en las bocinas explotás del lugar.

8d4eba4cd1a24e01b8b1f698fd999e64-ae4d4940f33f0d6f479d13c4d38e354f.gif

Hay momentos, y estoy seguro que a muchos les pasa, que llega hartar escuchar los covers de la canción en anuncios de restaurantes, periódicos y hasta en marcas de carros. Para colmo sales a janguear y te espetan mínimo 20 veces la canción, pero hay que reconocer que el tipo hace que muevas las caderas y te pongas a ligarle el trasero a la persona que está a tu lado. Ese poder lo tenían los reguetoneros y ahora el rey es el Piruloco.

Este salsero es el salvador de un ritmo musical que jamás ha muerto como lo hicieron grandes estrellas &#39salsísticas&#39. Tiene sandunga y le mete en las canciones, como dirían los macharranes que tienen el carro asicalao y recortes con líneas al garete.

74e32cc414a140bda6fa3a214a063121-f227247666fbc8ac85af44c20951b51f.gif

Aunque aún en los chinchorros de esta bendita isla se siguen escuchando los temazos de Frankie Ruiz, El Gran Combo, Héctor Lavoe, Cheo Feliciano y otras grandes hostias de este género, Pirulo vino a darle un stop a esos temas y darle repeat, repeat, repeat a su “Loco pero feliz”.

La verdad es que el tipo canta mil veces, y mil veces le meto a mis pasos periqueros, halo a mi partner in crime de jangueo y me pongo a mover los huesos con el Piruloco. Siga adelante, que usted, además de unas friiiiiias Medallitas, hace que olvidemos por un rato los bolletes de este país endeudado por unos grandes del género Política 101.