Pierluisi autorizó escoltas para Rosselló fuera de Puerto Rico

Supuestamante recibió amenazas de muerte.

Según se conoció ayer a través de un diario del país, el comisionado de la Policía, Henry Escalera, aprobó la designación de escoltas al exgobernador Ricardo Rosselló en Estados Unidos, con la autorización del autoimpuesto gobernador Pedro Pierluisi.

Pierluisi, quien juramentó de forma secreta en una casa particular a pesar de no tener el aval del Senado tras una aprobación en la Cámara de Representantes, dónde no presentó los documentos que necesitaba presentar, y cuya Gobernación es impugnada en el Tribunal Supremo, realizó la aprobación a la petición de la escolta, que, según se indicó, sería supuestamente hasta el viernes.

Según indica la Ley 20 que creó el Departamento de Seguridad Pública (DSP) el 10 de abril de 2017, los exgobernadores tienen derecho a escoltas en Puerto Rico, pero no fuera de la isla. El comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera, dijo que el renunciante primer ejecutivo ha recibido supuestas amenazas que hicieron a Pierluisi aprobar la orden. Ayer en la mañana, el portavoz de la Policía, Axel Valencia, explicó que dos escoltas que acompañaban a los hijos del ex primer ejecutivo estaban en proceso de regresar a la isla. Los hijos de Rosselló viajaron a Estados Unidos antes de la renuncia de Rosselló Nevares, por lo que la designación de esas escoltas, según la Policía, se realizó bajo el marco legal correspondiente.

La petición fue autorizada por el juramentado gobernador, Pedro Pierluisi, de “manera excepcional y por un tiempo limitado”.  Según dijo Escalera en declaraciones escritas al periódico El Nuevo Día, “el exgobernador Ricardo A. Rosselló Nevares y su familia han recibido múltiples amenazas directas que ponen en riesgo real la seguridad de él y su familia. Las mismas son objeto de investigación por agencias federales y la policía local del estado. En atención a ello y conforme a las disposiciones de la Orden General Capítulo 100, Sección 110, el Gobernador autorizó de manera excepcional y por un tiempo limitado, la designación de escoltas al exmandatario”.

Según Valencia, Escalera le señaló que las escotas "estaban en proceso de regresar".

La ley provee para que el comisionado de la Policía tenga la potestad de aprobar o denegar los servicios de escolta que Rosselló solicite aún cuando haya renunciado, ya que esta ley no estableció condiciones para proveer el servicio. Igualmente, la ley establece que el servicio de escoltas no es exclusivo del cargo de gobernador, sino que puede ser extendido a funcionarios y exfuncionarios. 

“Aquellos funcionarios o exfuncionarios a quienes el Negociado de la Policía les provea servicio de escolta, seguridad y protección solo tendrán derecho a recibirlo en la jurisdicción o territorio de Puerto Rico, con excepción del gobernador de Puerto Rico”, indica el estatuto.