Piden a la Junta de Licenciamiento Médico que llegue al siglo XXI

¿Cómo es? ¿Qué eche eso en la cajita esa?

Médico que nos lee, atienda bien. Si usted está en el proceso de solicitar su licencia o renovación de licencia sepa que si se tarda es posible que sea porque es Virginia Apgar o el mismo Hipócrates quienes estén revisándola.

Sí, porque es que, según nos informan fuentes desde la clase obrera galena, en estos momentos se exacerba el reclamo para que la Junta de Licenciamiento Médico abandone el siglo XX (pensamos que siguen en los 1950-60s con Muñoz Marín, Jack Delano y la Divedco, según la estética de las cajas que veremos a continuación) y se modernicen con un sistema digital para atender las solicitudes.

"A todos los médicos que estén solicitando licencia permanente. Solo tiene que dejar su información personal y el giro postal dirigido al secretario de hacienda de $750 en una caja de cartón afuera del edificio de Junta de licenciamiento médico. Respetuosamente, le pido a la junta que consideren una plataforma virtual. Es un poco riesgoso el concepto implementado", escribió un cibernauta, mientras posteaba las siguientes fotos en una excelente labor de periodismo ciudadano féisbukero.

Veamos las imágenes:

 

Las cajitas ubican en la zona de Cupey por donde antes estaba Logan's. Las inquietudes nos llegan gracias a un médico que se comunicó preocupado ante la situación y que desmenuzó esto junto a El Calce con la condición del anonimato.

"Para un médico, enfermera, o profesional de la salud poder ejercer en Puerto Rico, tiene que tener una licencia medica y eso lo otorga la Junta Examinadora de Médicos y Profesionales de la Salud. Pero esa solicitud, en el caso de los médicos, conlleva un pago de $750 dólares, además de otros documentos como certificado de buena conducta, de ASUME y tus credenciales que digan que estudiaste medicina, para que la Junta lo considere", comenzó a discernir el médico.

"Pues en esas cajas ellos quieren que los que necesitamos las licencias echemos todo eso, incluyendo los $750 dólares", agregó, junto a varios emojis de caritas llorando de risa y uno al final de ojitos aguados, lo que demuestra la confusión cuasi-jokeriana que esta acción ha provocado en la clase médica nacional.

"Unos credenciales que a mí me han costado tanto, pa' dejárselos allí al aire libre. Nosotros lo que decimos es que hagan un portal y subimos los documentos ahí y pagamos por internet. Lo que es un riesgo igual, porque si hackearon Fomento que hakeen a la Junta es un piece of cake", prosiguió, acompañando estas palabras con el emoji de los ojitos pa' arriba.

"Allí había una ventanilla que tu ibas, pagabas y después una señora te cogía los papeles. Nunca se ha podido enviar documentos por internet. Btw, el incentivo para los médicos residentes no ha llegao' y en junio sale una clase de especialistas de las residencias medicas de Puerto Rico, o sea que se gradúan. Y la Junta no tiene aún ni un portal de internet para atenderlo. Insólito", finalizó en un tono de jovial incredulidad.