Piden chavos pa' la defensa de Julia Keleher

Para su caso de corrupción, Keleher ha tenido que vender su hogar, mudarse con sus padres y trabajar en ventas

Una firma de relaciones públicas busca donativos para el fondo de defensa de la exsecretaria de Educación, Julia Keleher, quien fue acusada por fiscalía federal de actos de corrupción.

El reportero Andrew Ujifusa, de Education Week —portal donde Keleher ha publicado varias columnas de opinión— reveló que recibió un correo electrónico de una firma de relaciones públicas buscando donativos para el fondo de la defensa.

El correo menciona que “ella no es corrupta”.

Además detallan que tuvo que vender su casa, mudarse con sus padres y trabajar en una tienda de ventas.

Igualmente, establece que puso los bienes de su casa, cuenta de ahorros y de retiro para sus gastos legales y aún así no es suficiente.

 

Durante las vistas de fianza en el Tribunal Federal en julio de 2019, su abogada María Domínguez planteó que la exsecretaria de Educación estaba desempleada.

Keleher enfrenta un caso en el Tribunal Federal por un supuesto esquema de fraude mientras dirigió el Departamento de Educación.

Tras ser arrestada, se declaró no culpable de siete cargos federales y prestó una fianza de $30,000. La fiscalía federal intentó, sin éxito, aumentarle la fianza a $200,000 debido a la naturaleza de los cargos y los recursos económicos de la exfuncionaria.

Keleher devengaba un salario de $250 mil como contratista de Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) por ser “oficial de reestructuración del Departamento de Educación” y al mismo tiempo ser secretaria de esa agencia.

En un momento dado solicitó un aumento de salario mediante la Puerto Rico Education Foundation (PREF), acción que negó pero que fue confirmada por el entonces vicepresidente de la junta de directores del organismo, Manuel Cidre, quien afirmó que la exfuncionaria quiso aumentar su salario a $400 mil.

Tribunal federal decide que Julia Keleher mantendrá su representación legal

Javier Micheo, quien también forma parte del equipo legal que defiende a Keleher, puede, igualmente, seguir como su abogado.