Estudio: Alimentar perros y gatos con comida cruda, casera o vegana podría ser peligroso

El estudio señala que la gran mayoría de las mascotas son alimentadas de forma ‘no convencional’, lo que podría ser perjudicial para su salud.

pexels

Un reciente estudio de comida para mascotas señala que los perros y gatos que son alimentados por sus dueños con comida cruda, casera, vegetarianas o veganas podrían tener riesgos en su salud.

El estudio que estuvo a cargo de la Dra. Sarah Dodd del Colegio Veterinarios de la Universidad de Guelph Ontario en Canadá, afirma que cada vez son más las personas que prefieren alimentar a sus mascotas con alimentos inclinados hacia una dieta humana.

Durante la investigación se realizó una encuesta en la que se tomó la participación de 3.100 dueños de mascotas se determinó que uno de cada cinco perros y uno de cada 20 gatos son alimentados por sus dueños con una dieta vegana o vegetariana, reseñó el portal Daily Mail.

Detalles del estudio

El estudio, que estuvo encabezado por la Dr. Sarah Dodd del Colegio de Veterinarios de la Universidad de Guelph Ontario en Canadá, aseguró que “estas dietas ‘no convencionales’ pueden ayudar a fomentar el vínculo entre las mascotas y sus dueños, pero también pueden estar acumulando problemas de salud para estos animales”.

Además agregó que “evitar los alimentos convencionales para mascotas en favor de los alimentos caseros y crudos puede poner en riesgo la salud de perros y gatos”.

En dicha investigación, publicada por la revista Vet Record, los expertos compararon su estudio con otras investigaciones realizadas entre 2008 y 2018, las cuales estaban relacionadas con las prácticas de alimentación para perros y gatos domésticos.

En medio de la comparativa pudieron identificar un total de nueve estudios que indicaban que los dueños han dejado de comprar alimentos para mascotas en las tiendas, poniendo como principal dieta las alternativas caseras.

La equipo investigación envió además una encuestas realizadas a través de internet sobre dieta de mascotas a propietarios de países como el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos entre los años 2016 y 2017. El resultado sostuvo que solo el 13% de 1.542 gatos y 2,940 perros mantenían una dieta convencional.