Peligroso selfie le provocó la muerte a una turista

Estaba posando para un selfie y murió

Instagram/zoe_snoeks_

Las fotos para el Instagram y buscar el mejor lugar para que quede bien bonita y que tus seguidores te den like puede ser muy peligroso y a esta mujer del Bélgica le costó la vida.

Se trata de Zoe Snoeks, una mujer de 33 años que cayó por un acantilado de 100 pies de altura cuando se aprestaba a tomarse un selfie en un viaje con su esposo.

La mujer de Bélgica cayó por un precipicio cerca de la villa de Nadrin una provincia de Luxemburgo el pasado martes y cayó en un lago que allí se encuentra.

Su cuerpo tuvo que ser recuperado por un grupo de rescatistas.

El esposo de la mujer quienes estaban casados desde el 2012, dijo que ella estaba tratando de tomarse un selfie, cuando le dijo que estuviera pendiente de los perros. En ese momento él giró su mirada hacia las mascotas y de repente no la vio más.

"No vi nada ni escuché nada. No gritó, solo miré y vi polvo", explicó el hombre a los medios locales. 

En su Instagram, la mujer compartía fotografías de sus espectaculares viajes y múltiples tomas en algunas acompañada de sus perros.