Partido Demócrata local urge tratar al territorio como estado

El presidente del Partido Demócrata en Puerto Rico, Charlie Rodríguez, urgió hoy al Congreso a tratar a la Isla como estado, en cuanto a la reforma contributive federal se refiere.

Rodríguez, quien es miembro de la Comisión de la Estadidad nombrada por el gobernador Ricardo Rosselló para impulsar el Plan Tenesí en las esferas federales y el Congreso, recalcó que la reforma contributiva impulsada por el presidente Donald Trump “es mala para Estados Unidos y peor para Puerto Rico”, según declaraciones escritas enviadas a la prensa.

220pxsscharlierodriguez-82e47fa40e06a4da7b8946f2cfff7295.jpg
Charlie Rodríguez fue presidente del Senado y por eso una pintura como esta ubica en una de las paredes del recinto.

Por ello, Rodríguez urgió al Congreso a extender trato igualitario a Puerto Rico como el resto de los estados de la unión, “en protección de los derechos de los ciudadanos americanos que residen en el territorio que es parte integral de la Nación’.

“Apoyamos el consenso obtenido por el gobernador Rosselló, la comisionada residente Jenniffer González, los legisladores y alcaldes del Partido Nuevo Progresista, de exigir trato igual para Puerto Rico como si fuera un estado, ante la imposición de arbitrios a la industria local”, afirmó.

giphy5-a2f38437ff25004203d0a6fb6f680a5b.gif

Explicó Rodríguez que las versiones propuestas por Cámara y Senado federal explotan el poder que tiene el Congreso de legislar como quieran sobre Puerto Rico, por razón de ser un territorio.

“El colmo del coloniaje es ignorar la realidad de que somos parte de la nación (de Estados Unidos) y ostentamos la ciudadanía americana”, comentó.

Dijo que la propuesta republicana le extiende un trato desigual y arbitrario al territorio de Puerto Rico, afectando el clima de desarrollo económico y los empleos locales. Destacó que si la medida busca crear empleos y desarrollo en las jurisdicciones americanas, Puerto Rico no puede ser penalizado.

rodrig-a2dc69135e415efabfeae87493b6e8d7.jpg
(http://www.puertorico-herald.org/)

 

“Como se sabe, la versión de la Cámara federal impondría un arbitrio de 20% a los productos que se exporten a los Estados Unidos continentales como si procediera de un país extranjero. La versión del Senado le impondría un arbitrio de un 12.5% sobre los activos intangibles utilizados por las corporaciones que operan en Puerto Rico”, explicó.

Alegó que “no tratarnos como estado pone en riesgo el 42% de nuestra economía, el 33% de los ingresos en el gobierno local y miles empleos de la industria de la manufactura, con su efecto negativo multiplicador en los pequeños negocios, los servicios públicos y la calidad de vida en general”.

giphy112-49217a202233bca801b6b51eab8e4a87.gif

A manera de ejemplo, Rodríguez detalló que la reforma contributiva que impulsan los republicanos también le hace daño a miles de puertorriqueños de la Isla que anualmente radican planilla federal, como los empleados federales, y aquellos residentes que obtienen ingresos fuera de Puerto Rico por concepto de empleos, inversiones, negocios, o propiedades.

“Estos puertorriqueños, así como los cinco millones que residen en los Estados Unidos continentales, se ven afectados por la reforma contributiva de Trump que representa un atropello a la mayoría del pueblo, con excepción del uno por ciento de la población que tienen ingresos de más de $3.5 millones, que terminan teniendo un amplio recorte de impuestos”, añadió.

flaghouse-8a9264b8e53031408498d45ea3190724.jpg

Rodríguez especificó que a los maestros les eliminan la deducción por compra de materiales que incurren para suplir la ausencia de los efectos escolares en el salón de clases, a los estudiantes universitarios les eliminan la dispensa en el pago de préstamos estudiantiles, y se elimina la deducción por gastos médicos.

“Si la reforma contributiva pretende hacer justicia, crear empleos y fortalecer la economía de las jurisdicciones y estados bajo la bandera americana, el Congreso no tiene otra alternativa que darle trato igualitario de estado a la Isla, como justamente reclama el gobernador Rosselló”, aseguró.