Partido Comunista quiere dedicar el 1ro de mayo a luchar en contra de la colonia

La comisión política del Partido Comunista de Puerto Rico (PCPR) envió hoy un “fraternal y revolucionario abrazo” a toda la clase trabajadora en la celebración del Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo, e hizo un llamado a celebrar “luchando contra la colonia”.

“La lucha de los mártires de Chicago continúa siendo la lucha de obreros y obreras que sufren hoy el resquebrajamiento de sus derechos y niveles de vida alcanzados con fuego y sangre” expresó el PCPR en declaraciones escritas.

Explicó el conglomerado que ese “es el caso de la clase obrera en Puerto Rico, que lucha contra el régimen colonial en crisis”.

El PCPR declaró que “es necesario dirigir nuestras fuerzas a un rechazo contundente a la imposición de una junta de control fiscal sobre los hombros del pueblo, pues tal imposición representa la herramienta más adecuada del gran capital para disciplinar a la clase asalariada con la imposición de un salario que llene las necesidades de los magnates financieros del mercado mundial”.

giphy54-11ddd1ff5bc835aa78faa7cf28e024ff.gif

A su entender, la imposición de la junta “busca el desmantelamiento severo de todo lo que hemos adquirido y defendido con lucha y resistencia desde hace más de medio siglo en pos de nuestras necesidades como clase trabajadora. Reducirán los servicios públicos de protección social, los cuales, mal o bien, son brindados al pueblo obrero”.

“Esto continuará afectando principalmente a nuestra niñez y ancianos. Nos impondrán una carga descomunal de impuestos a la clase trabajadora y los pequeños negocios. Y con esto, el lanzamiento de una ofensiva del pillaje desenfrenado de los recursos del país. Significa la liquidación de cualquier espacio de gobierno propio que se podría instalar entre las grietas del aparato de administración colonial”, sostuvo el PCPR.

La organización enfatizó que “los trabajadores no tenemos que sentirnos responsables por el desastre ni sentirnos obligados a pagar por los trastes rotos. La deuda es un problema del capitalismo y la situación colonial. Imponer el crédito sobre los pueblos para que consuma la producción en exceso generada que no se logra vender es un crimen sobre millones de personas y las masas trabajadoras no lo podemos legitimar. El pueblo obrero debe anular la deuda ilegal”.

Los comunistas condenaron a todos los colaboradores del régimen colonial en quiebra. “La élite colonial puertorriqueña ha traicionado al pueblo. No ha hecho otra cosa que administrar y dirigir los fondos públicos hacia las alcancías de los buitres de Wall Street y sus parásitos boricuas”.

El PCPR expresó que la imposición de una junta de control fiscal representa el abandono de toda pretensión democrática por el obstáculo que representa para maximizar la ganancia del capital financiero. “Queda demostrado que el circo electoral es una mera distracción para la clase trabajadora. Son igualmente cómplices en esta ofensiva todos aquellos que desvíen a los obreros  del único camino revolucionario que realmente solucionará la crisis social. Son cómplices todos aquellos que convencen a los obreros a buscar soluciones que conserven la lógica de la propiedad privada capitalista”.

El PCPR hizo un llamado, por último, “a todo el sector revolucionario y anticolonial, y en especial a la clase obrera del país, a desafiar y resistir activamente este intento de añadirle más cadenas a la intolerable subordinación colonial”.