Para ser draga hay que ser bien macho

rupaul2-5f451ff9513cf5a6e69af774dcbac420.jpg

Muchas personas juran que todos los homosexuales son amanerados, son fanáticos de los perfumes de mujer e incluso que se visten o desean ser una mujer. Esa premisa es totalmente falsa. En mi caso jamás he querido ser una fémina y mucho menos ponerme un par de tacas, traje de noche tipo competencia de Miss Universe o imitar alguna famosa cantante como Beyoncé, Rihanna, Madonna o Lady Gaga. Nunca he tenido ese deseo, pero confieso que disfruto muchos los espectáculos de dragas y soy fanático a rabiar de "RuPaul’s Drag Race". Para los que no sepan, en este programa compiten varias transformistas de diferentes partes de Estados Unidos y Puerto Rico por el premio principal de $100 mil.

Si para enfrentarse al mundo siendo gay es cuesta arriba, ser transexual o transformista es el triple de sacrificado. Estas personas son más rechazadas por la sociedad porque son disque “pervertidos”, “ridículos” o “charros”. Para mí es todo lo contrario. Los admiro y tienen mi total respeto.

giphy17-cec4a96ccf4da2f9d50abd636b196233.gif

Para ser transformista hay que tener un valor más grande que ser hombre y tener cuero de acero. Marginal, eso de enrrollarse con tape lo que Dios nos entregó… debe ser doloroso y extraño. Aunque para muchos transformistas, que me consta porque conozco varios, es natural y llega el momento que lo hacen como si nada.

Ser transformista no solo es de homosexuales. Para que te enteres comediantes como Raymond Arrieta, Emmanuel &#39Sunshine’ Logroño, Jorge Pabón “El Molusco” y Antonio Sánchez “El Gangster” son transformistas. El solo hecho de vestirse de mujer para interpretar algún personaje como “Plinia”, “Buchi o “Minga” los hace parte de la comunidad transformista en Puerto Rico. Lo único diferente es dónde se presentan y que mediáticamente estos mencionados actores están más expuestos a los medios como televisión, radio y prensa escrita.

Admiro el arte de bailar, maquillarse y confeccionar un vestido con mucho brillo y telas voladoras. Sí voladoras, porque las telas que usan las dragas parecen que vuelan sin necesidad del vientito tipo Marilyn Monroe en plena calle.

giphy115-afb07968af15a7b580c3d060ab3eae4f.gif

Las “vestidas” como también le llaman, sin lugar a dudas, son buenas bailarinas, animadoras y entertainers. Unas sobresalen por hacer un buen &#39stand up comedy&#39, mucho mejor y jocoso que El Molusco te lo aseguro. En Puerto Rico uno de los mejores en este campo era el fenecido Alex Soto. Le arrancaba risas a cualquiera y al más sobrio de la disco con sus ocurrencias. Actualmente, unas de las más aclamadas por sus fanáticos son Kriss Du Cecile y Dragayasa Monique. Estas fueron las reinas en las pasadas paradas de orgullo gay en San Juan y Boquerón. Otras se especializan en hacer espectáculos vistosos con canciones románticas en inglés o español como January Fuentes, April Carrión o Amy Michaels, entre otras.

Mis respetos para todas ellas que saben caminar a la perfección con tacas, pelucas con cuanto embeleco existe, pestañas kilométricas como la sequía de Puerto Rico y libras de maquillaje en su rostro y hasta en las piernas. No sé cómo rayos lo hacen, pero eso es de admirar verlas montadas en zapatos, que yo llamaría zancos, que te aseguro que la mayoría de las mujeres jamás se las pondrían ni para bailar salsa en algún chinchorro de esta bendita isla caribeña.

Para bien o para mal el espacio donde estas pueden desarrollarse y presentarse a su público son en barras o clubes de la comunidad homosexual. Tal vez por esto de presentarse a altas horas de la noche ante gente ebria, es lo que ha llevado que muchas personas despotriquen o desvaloricen el duro trabajo de las dragas en Puerto Rico.

crystaldemure-59ab240dc1139a62ee08d2b8481b30ed.jpg

Recuerdo unos reportajes especiales que realicé para un medio hace unos años, y muchas de estas transformistas locales me revelaron que no viven de ser dragas, sino que lo ven como un entretenimiento y “algo adicional en sus vidas”. Todas me aseguraron que lo hacían por pasión, amor a sus seguidores y al arte del transformismo. Que no quede dudas que es un arte de esos que muchos gays no somos capaces ni siquiera de imitar.

Piruetas, splits&#39y arrastradas por el suelo es de lo que se puede ver en escena cuando ves a una transformista encima de una tarima. Aunque, muchas casi moverse e interpretar una excelente canción con pasión, temple y buen &#39lip sync&#39 hacen más que muchas que se revuelcan por el piso.

En los tiempos de hoy, son varias transformistas que son aclamadas en Puerto Rico y fuera de la isla. Algunas de estas son: Nina Flowers, Kriss Du Cecile, April Carrión, Yara Sofía, Dragayasa Monique, Jessica Wild, January Fuentes, Amy Michaels, Kandy Ho, Queen Be Ho, Zahara Montiere, Katie Lafontaine, Louis Madonna y Rudys Martínez, entre otras tantas más.

Yo exhorto a las personas que critican el arte del transformismo que conozcan un poco más sobre este tema tan interesante y rico en talento. Yo era uno de esos que criticaba sin saber, me di la tarea de conocer a estas personas que tienen mucho potencial que ofrecer más allá de una barra gay llena de personas borrachas.