Panas, panas y más panas: Eligio felicitó a mister Saúl y chequió que estuviese to' bien

Mientras, el programa agrícola de la escuela Antonio Tulla seguirá dando panapén pa' la nación.

El secretario de Educación Eligio Hernández informó que conversó con el director de la escuela Antonio Tulla del barrio Mameyes en Utuado, Saúl Vargas, quien ha usado la agricultura como herramienta económica para superar los escollos monetarios globales y mejorar las facilidades escolares.

Según reportó ayer Telemundo, el director Vargas vende las panas que da el árbol a la empresa Amasar de Jayuya y con este dinero busca arreglar las fotocopiadoras de la escuela.

"Se conversó con el director y se validó que la escuela tiene copiadora nueva en la biblioteca. También el plantel tiene su presupuesto asignado. Igualmente, ya tiene los módulos impresos disponibles. La impresora que envió a reparación es vieja y no tiene garantía. Ese plantel desarrolla varias actividades novedosas sobre la agricultura. Felicitamos al director por su liderazgo", expresó Hernández a este medio en declaraciones escritas.

El árbol de pana ubicado al interior de la escuela se convirtió el productor de ingresos para el plantel, que buscaba costear reparaciones en equipos. La escuela Antonio Tulla tiene un capítulo de la Organización Nacional Futuros Agricultores de América como parte del Programa de Educación Agrícola del Departamento de Educación.

Y consiguió clientes rapidito. La fundadora de la empresa Amasar, Marisol Villalobos, dijo que este es el segundo cheque que le entrega a la escuela. Amasar es una empresa que crea harina vegana y libre de gluten a partir del panapén. Esta, le donó una cuerda de pana y abono a la escuela. Según dijo al canal, cuando el fruto esté en producción se lo comprarán en su totalidad al programa de Educación Agrícola.