Padre Pedro: Junta de Control Fiscal "es la nueva Marina de Estados Unidos"

Un párroco de Comerío hizo la comparación a 20 años de la salida de la Marina de Vieques.

Un sacerdote boricua la dejó caer bien pesá la semana pasada, cuando agarró el toro por los cuernos con respecto al colonialismo actual.

Se trata del Padre Pedro – el siempre vocal sacerdote Pedro R. Ortiz – quien exhortó al pueblo puertorriqueño a hacerle frente a la Junta de Control Fiscal, a la que catalogó como la nueva Marina de Guerra de los Estados Unidos. ''Envenena y empobrece al país'', expresó, según reseñó la agencia Prensa Latina.

El cura de la parroquia Santo Cristo de la Salud en Comerío aprovechó la lectura de la pasión de Jesús, para recordar que el Viernes Santo se cumplieron 20 años desde que miembros de el Ejército de Estados Unidos mataron en Vieques a David Sanes, desatando la alzada del pueblo boricua en un reclamo de justicia.

Que el pueblo haya sacado a la Marina de Vieques, indicó Padre Pedro, fue "el gran milagro de Nuestro Dios liberador".

Padre Pedro subrayó que "tenemos que volver a pedir otro milagro al Señor y estar dispuestos a luchar unidos para que salga la nueva Marina, que es la junta de control fiscal dictatorial".

"Ellos son los nuevos opresores que tienen la bota puesta en el rostro empobrecido de la gente de nuestro pueblo; no podemos permitir que continúe esa desgracia que junto al gobierno está saqueando al país", articuló.

Padre Pedro puntualizó que el nuevo presupuesto sugerido por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares le quita 30 millones de dólares a los servicios de salud en el Centro Médico de Río Piedras, único hospital terciario del país, mientras envía 31 millones a La Fortaleza, sede del ejecutivo.

La Junta, que ha gastado $2.7 millones en relaciones públicas y cabildeo en Estados Unido "es el nuevo bombardero que envenena y empobrece no sólo a un municipio sino a todo el país". Padre Pedro sugirió que se convoque a un nuevo Diálogo de Reconciliación Nacional.