Pa' que tomen nota en Puertorro: políticos argentinos se bajan el sueldo un 30% para comprar equipos médicos

Toda la plana ejecutiva política de la Municipalidad de Córdoba decidió bajarse el sueldo en abril del año pasado y todo el dinero destinarlo para compra de material médico en medio de la pandemia.

Los políticos latinoamericanos son conocidos por hablar mucho y hacer poco, pero en algunos casos esa triste costumbre se rompe.

Así sucedió en la Municipalidad de Córdoba, Argentina, donde todos los cargos políticos decidieron recortarse el sueldo un 30% y destinar los dineros recaudados para la compra de equipamientos médicos, en medio de la pandemia de coronavirus.

La medida fue tomada por el intendente (alcalde) de la ciudad, Martín Llaryora, en abril de 2020, quien decretó emergencia económica y la retención del 30% de los sueldos de todos los funcionarios políticos de la alcaldía.

El Concejo Deliberante de Córdoba, organismo que en Chile sería el concejo municipal, fue invitado a sumarse a esta medida. Y más allá de las diferencias políticas, todos los concejales de todas las corrientes políticas apoyaron la iniciativa.

Hasta ahora se han entregado 12 millones de pesos argentinos en equipamiento para hacer frente a la pandemia del covid, una cifra que supera lo 90 millones de pesos chilenos.

La versión del municipio

“Todos los concejales, concejalas y secretarios del Concejo Deliberante participaron, el acuerdo fue unánime entre todos los bloque, que no solo coincidieron en reducir sus sueldos sino también en destinarlos al sistema de salud. Es importante destacarlo porque todo lo que se ahorró no cayó en saco roto sino que fue justamente a fortalecer la atención justamente en un momento tan crítico”, afirmó el viceintendente Daniel Passerini al portal argentino Infobae.

La reducción del sueldo se extendió hasta diciembre de 2020. Después de esa fecha, el Concejo aprobó mantener una reducción del 15% de los sueldos. Estos fondos seguirán siendo destinado para ayuda. Las autoridades municipales no descartan volver a aplicar la medida si la crisis de la segunda ola se extiende.