¿Otro plebiscito? Al PNP le gustó la idea del PPD (audio)

RIO GRANDE – El presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló Nevares aceptó el lunes la solicitud que hiciera su contraparte en el Partido Popular Democrático (PPD), para que se realice otro plebiscito, esta vez Estadidad Sí o No.

“Esa aspiración que tienen, se hará realidad, porque el Acta de Admisión lo que propicia es que el Pueblo de Puerto Rico ratifique si se quiere convertir en estado o no”, dijo Rosselló Nevares en conferencia de prensa.“Ya que ellos son lo que han hecho la propuesta, la pregunta es si también están dispuestos a ir al Congreso y exigir que tomen acción. La bola ahora está en su cancha, vamos a ver si es un compromiso real o era un discurso para las gradas”, añadió.

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer Ríos, sometió una ponencia ante el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU), en la que le hizo un llamado a la entidad para que promueva un plebiscito de estatus de la Isla avalado a nivel federal.

“Para solucionar el problema de estatus se debe convocar un verdadero e inexpugnable plebiscito de “Estadidad Sí o No”, avalado federalmente. Les convoco a apoyar esta ruta y a participar de ese proceso, como observadores y guardianes de la moralidad y la legalidad internacional. Les aseguro que, tras realizarse tal plebiscito, la voz de Puerto Rico se escuchará clara y fuertemente, sin necesidad de interpretación alguna”, reza parte de la ponencia escrita de Ferrer Ríos.

whatsappimage20161108at85304pm1200x800-2e182b19a6a67e9ef1ab3917a1aafdf2.jpg

"El Pueblo de Puerto Rico no puede seguir sometido a consultas irrelevantes, ni a rituales, ni peregrinaciones anuales inconsecuentes. Todos -Puerto Rico, Estados Unidos y la Comunidad Internacional- tenemos la obligación y responsabilidad de procurar nuevas vías para adelantar la causa de la autodeterminación puertorriqueña", añadió.

Además, les hizo un llamado elevar el caso de Puerto Rico a la Corte Internacional de Justicia para que el máximo órgano jurídico de las Naciones Unidas, conforme a su autoridad para emitir opiniones consultivas, contribuya a hacer valer la autodeterminación puertorriqueña, conforme al derecho internacional aplicable.