Otro jefe de agencia que ganará más de $250 mil al año

La cantidad de $250 mil al año puede parecer un poco alta para un funcionario público de un país con una crisis económica como Puerto Rico, pero para Brad Dean eso es “menos de lo que yo me ganaba en el otro puesto” que tenía.

Dean, estadounidense recién nombrado como principal ejecutivo de la Organización de Mercadeo de Destino de Puerto Rico (DMO, por sus siglas en inglés), cobrará $250 mil al año, además de un bono de hasta %30 o $75 mil según los resultados que logre. Deberá comenzar sus labores en abril.

whatsappimage20180315at83547pm-dc9d642c052991e5249a274ef3a01e7c.jpg

“Acá piensan que es mucho y en Myrtle Beach me decían que era mucho menos de lo que yo ganaba”, explicó el propio Dean en un encuentro con la prensa durante la tarde del jueves, en un hotel de la Capital.

Según dijo Dean, en el último año que ejerció este mismo cargo en Myrtle Beach, South Carolina, ganó $310 mil como salario base, además de recibir $130 mil en bonos por su desempeño, para un total de $440 mil. Dean dejó vacante ese puesto el 13 de marzo y ayer fue anunciado como principal ejecutivo del DMO de Puerto Rico por el presidente de su junta de directores, Jon Borchow.

Dean dijo que su contrato incluye una mensualidad de $750 para un carro y dinero para pagar sus primeros seis meses de vivienda. El nuevo funcionario del gobierno de Ricardo Rosselló Nevares se mostró sorprendido cuando se le preguntó si también tendría chofer y escolta.

“¿Esa es la norma?”, le cuestionó a los periodistas, a lo que se le respondió que hay casos de funcionarios a los que el Gobierno les pone escolta y chófer.

El salario ubica a Dean en un selecto grupo que gana $250 mil o más en plena crisis fiscal, como la secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, y el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor Pesquera. Las ejecutorias de ambos funcionarios se encuentran bajo lupa, pues sus respectivas dependencias han sido objeto de polémicas desde que asumieron sus puestos.

whatsappimage20180315at83504pm-4556a834bd6266ac8b778ed7c10d9f2b.jpg

“Rumores” las alegaciones de corrupción

Por otro lado, Dean le salió al paso a las alegaciones de que incurrió en corrupción cuando ejerció este mismo puesto durante 20 años con la Cámara de Comercio de Myrtle Beach, South Carolina. Según reseñó Metro en su página web, un juez determinó en junio de 2017 que el fiscal especial David Pascoe siga una investigación contra Dean, por un caso de colusión y corrupción.

Aunque no fue categórico a la hora de negar estas alegaciones, Dean señaló que la página de donde se derivó tal información, MyrtleBeachSC.com, siempre ha estado en contra de sus ejecutorias y calificó la información como “rumores”.

Su esposa es puertorriqueña

Al fin y al cabo, Dean subrayó que la principal razón por la que vino a Puerto Rico no fue una económica, si no más bien, una familiar. Su esposa, dijo, es de Carolina.

“Ella me ha seguido a donde quiera que yo he ido, y ahora me toca a mí”, expresó.

Entre los puertorriqueños que admira, señaló, mencionó a Roberto Clemente, de quien dijo conocer varios aspectos de su legado, como el desarrollo de la ya inexistente Ciudad Deportiva y su compromiso humanitario, el cual finalmente le costó la vida, al caer al mar el avión en el que iba a llevar ayuda a Nicaragua luego del terremoto de diciembre de 1972.

Mira tooooda la entrevista aquí, por si se nos quedó algo: