Ordenan reunión con el maestro Sambolín tras aparente incompetencia administrativa

El presidente de la UPR ordenó la paralización de todo trámite administrativo con respecto al maestro de distintas generaciones de artistas. Parece que la UPR metió la pata de nuevo en cuanto a su gestión administrativa se refiere.

El presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Dr. Jorge Haddock, solicitó al director interino del Jardín Botánico, Sr. Carlos Díaz, que se reúna "en o antes de las próximas dos semanas" con el artista Nelson Sambolín, un maestro del arte plástica y la pintura que durante décadas ha enseñado y ofrecido su arte a generaciones enteras de universitarios sin haber confrontado problema alguno… hasta ahora.

Asimismo, Haddock, quien recientemente realizó la  ordenó la paralización de todo trámite administrativo hasta que las partes puedan dilucidar la controversia relacionada al uso de un espacio en el Jardín como parte de la contratación del artista, cuyo término, dijo, venció en junio del 2017.

"En el día de ayer advine en conocimiento de la situación relacionada a la contratación del artista plástico, Nelson Sambolín, y solicité que se lleve a cabo una reunión con él antes de continuar cualquier trámite administrativo. Desconocía que se le había cursado una carta. Es un asunto que atienden, previo a mi nombramiento, el Director del Jardín Botánico y el Director de Recursos Humanos directamente. Personalmente, admiro el arte del reconocido artista y exprofesor. Su obra es motivo de orgullo para nuestra institución y para Puerto Rico", expresó el presidente en una cita directa de un comunicado de prensa con varios errores ortográficos emitido en la tarde del martes.

A pesar de este supuesto "orgullo", Haddock destacó en un comunicado de prensa que la UPR inició un proceso de tasación y evaluación de sus propiedades "para maximizar el uso de sus espacios y allegar fondos adicionales mediante el arrendamiento.

haddock

En medio de la orden de desahucio, Haddock asegura que la obra de Sambolín le da "orgullo".

Por tal motivo, señala la misiva mediática, el pasado viernes 24 de mayo, el director interino del Jardín Botánico, el Sr. Carlos Díaz, le cursó una carta para informarle al artista que debía desocupar el espacio que utiliza desde el año 2015 por virtud de un nombramiento de confianza vinculado a una contratación, cuyo termino, según señaló, venció el 30 de junio del año 2017.

Ayer el Director de Recursos Humanos de la UPR, Sr. Nelson E. Rivera Villanueva, informó que, luego del paso del huracán María, la Administración universitaria se percató de que el sistema continuó emitiendo pagos como compensación al artista.

"Al no existir relación contractual y no estar cubierto por los seguros correspondientes, la Universidad se vio obligada a detener dichos pagos mensuales por la cantidad de $1, 500", explicó.

"Personal de Recursos Humanos se reunió con él en dos ocasiones para orientarlo sobre la situación. Se le exhortó a reunirse con el presidente interino en ese momento, el Dr. Darrel F. Hillman Barrera, para dialogar sobre su relación contractual con la institución y una deuda existente por concepto de los pagos devengados indebidamente; pero éste nunca lo hizo", sostuvo Rivera Villanueva.

Al momento, según el comunicado emitido por Haddock, Sambolín adeuda supuestamente la cantidad de $10, 500.00 a la UPR por los pagos recibidos con posterioridad al vencimiento de su nombramiento. O sea, la administración de la UPR – ente que maneja todos los acuerdos contractuales de la institución – siguió emitiendo los pagos a Sambolín aún cuando sabían que no había contrato, y ahora quieren que él devuelva un dinero que nunca se robó, pues era la propia administración de la institución la que le seguía enviando dinero.

A pesar de esta aparente y crasa incompetencia administrativa de la institución que él mismo preside, Haddock manifestó que espera que "se pueda aclarar y atender la situación prontamente y en cumplimiento con la reglamentación universitaria".

Por su parte, el maestro Sambolín señaló en expresiones oficiales en sus redes sociales que "sin mediar comunicación previa, y mediante carta portada por un grupo de guardias uniformados, la administración de la Universidad de Puerto Rico, representada en su Presidente Jorge Haddock, notificó al Maestro Nelson Sambolin el cierre del taller ocupado por este desde el 2015".

La notificación establece que el Maestro Sambolín tiene hasta 10 días para desalojar las inmediaciones del espacio que al presente ocupa su taller y área de exhibiciones.

"Jamás habría esperado semejante forma por parte de un Presidente universitario, mucho menos de la Universidad de Puerto Rico a la que serví por más de 30 años en calidad de profesor, director del taller gráfico de Actividades Culturales y más recientemente como Artista Residente. Es una afrenta a la mejor tradición cultural y al prestigio de nuestra universidad. Además de ser un acto poco elegante y carente de sensibilidad", expresó el maestro Sambolín.

Si bien es cierto que el contrato entre la Universidad y el Maestro había vencido desde 2017, nunca intentó la Universidad comunicación oficial alguna, mientras continuaba operando el taller con una activa agenda de eventos y talleres además de espacio de trabajo creativo y de exhibición. Por el contrario, fue el artista el que visitó las oficinas de administración para dialogar sobre este asunto y el acuerdo fue que se comunicarían, pero esto nunca ocurrió.

En el taller del maestro Sambolin ubica una gran cantidad de obras realizadas por este así como valiosos equipos y material de arte. La obra del maestro Sambolin ha sido reconocida nacional e internacionalmente y se encuentra en numerosas colecciones. En junio de 2017, meses antes del paso del huracán Maria se supo de la desaparición de la obra “ Amarillo, Amarillo los plátanos “ donada por el artista y que se encontraba en la casa del Rector del Recinto de Río Piedras. La universidad no ha informado las gestiones para lograr su recuperación ni ha dado datos sobre si fue pagada por algún seguro.

"Continuaré con el mismo ahínco mi trabajo creativo y la entrega a las labores educativas, culturales y comunitarias", expresó el maestro.

"Con mucho gusto acojo la invitación que vía la prensa me extiende la Universidad para hablar acerca de la notificación que recientemente se me hizo vía carta para desalojar el taller que ocupo desde el 2015 ubicado en el Jardín Botánico de la UPR. No obstante, debo aclarar contrario a las expresiones de la Universidad que solamente hubo una reunión con personal de Recursos Humanos y la misma fue solicitada por este servidor. Por otra parte, nunca se me exhortó a reunirme con el Presidente Darrel Hillman y nunca se me indicó vía escrita ni verbalmente acerca de la supuesta deuda. Reitero mi disposición a reunión con el fin de clarificar los hechos relativos a mi contratación como Artista Residente de la Universidad de Puerto Rico", apuntó.

Este es otro intento de sacar de la UPR a proyectos o figuras que han sido emblemáticas con la educación universitaria de Puerto Rico. Hace unos meses y de forma bochornosa, masacraron y acribillaron el taller de periodismo Diálogo, que forjó decenas de periodistas y comunicadores durante sus más de tres décadas de existencia, prometiendo moverlo a la UPR-Arecibo, de dónde aún no se conoce ni un detalle sobre la función que realizará.

Mira también:

Califican de “bochornosa” ceremonia de investidura de Haddock en la UPR