Operativos de Hacienda han puesto a supuestos evasores a pagar

El secretario del Departamento de Hacienda (DH), Juan Zaragoza Gómez informó el martes que a raíz de los operativos contra los negocios por supuesta evasión del impuesto sobre ventas y uso (IVU) se ha experimentado un aumento tanto en los recaudos como en los negocios que se están poniendo al día con sus deudas.

031516zaragoza-3145767efb543b3ef209884212d9a0d3.jpg

“Los chavos no están en los operativos, los chavos están en el efecto colateral de los operativos. El efecto colateral es de dos tipos: el que debe y me llama para evitar que empleados míos le cierren el negocio… Si yo he intervenido con 70 negocios tienen que haber llegado 60 más… El otro efecto colateral es aquel que hubiera radicado sin pagar. Ahora están radicando y pagando la contribución”, dijo el secretario de Hacienda en conferencia de prensa en la que anunció el referido de empresas e individuos previamente intervenidos por supuesta evasión contributiva.

De otra parte, el secretario del Departamento de Justicia (DJ), César Miranda Rodríguez habló sobre la cantidad de dinero que supuestamente dejaron de pagar los negocios intervenidos.

“Cuando sumo el total de la cantidad de impuestos que dejaron de pagar, me suman 6 millones 700 mil dólares. Si tuviéramos en la mano seis millones de dólares de esta gente que han incumplido con Puerto Rico, le podríamos pagar a todos los transportistas de Educación Especial. Podríamos pagarle a todos los que le proveen servicio a Educación Especial, podríamos pagar una escuela que provee servicios a niños con autismo a la que ahora se le deben 2 millones de dólares. Es lamentable que seamos los mismos puertorriqueños los que aportamos a la crisis fiscal”, dijo Miranda Rodríguez.

hacienda-2694b79faa14335372eec2aa7a6373f9.jpg

Tanto Hacienda como Justicia dieron a conocer que se refirieron 21 casos por supuesta evasión contributiva relacionados a las empresas ya intervenidas por el Departamento de Hacienda. Una de éstas son las tiendas Bambi, uno de los primeros negocios intervenidos por la agencia. Otros caos incluyen una tienda de ropa de caballeros, una compañía que opera varios restaurantes, una empresa que se dedica a la decoración de eventos especiales y otra empresa que brinda equipos y materiales para actividades.

De igual forma, se refirieron 17 individuos que laboran tanto en corporaciones públicas como privadas que dejaron de rendir sus contribuciones sobre ingresos.