Obreros y ciudadanos boricuas volverán a marchar juntos

Varias organizaciones sindicales y civiles en Puerto Rico anunciaron hoy nuevas protestas en contra de las últimas decisiones de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y el ejecutivo de la isla.

Tras una protesta que tienen previsto llevar a cabo este viernes en la capital, el 30 de agosto realizarán una marcha en el distrito financiero de la capital puertorriqueña frente a la sede de la JSF en San Juan, en Hato Rey.

giphy11-31dc01755cb949b88e5215775885313b.gif

Dicha marcha coincidirá con la entrada en vigor a los pocos días, de la medida de reducción de la jornada laboral para unos 140,000 funcionarios, así como la reducción de las pensiones.

Esta marcha, señaló Luis Pedraza, uno de los portavoces de las organizaciones, se asemejará en convocatoria a la celebrada el pasado uno de mayo.

"Los trabajadores van a estar movilizándose a esa actividad y no va a haber trabajo", dijo.
A su vez, dijo que las organizaciones "se comprometen, tanto en la celebración de múltiples actividades, como darnos apoyo mutuo en actividades individuales. Además, nos comprometemos en rechazar tanto a la Junta de Control Fiscal como al gobernador Ricado Rosselló en su pretensión de imponer todo el peso de la crisis sobre los hombros de los trabajadores y trabajadoras".