Nueva generación del boxeo boricua busca recuperar la gloria

Un grupo de promesas del boxeo de Puerto Rico confía en restituirle la credibilidad al deporte del "toma y dame" ante las recientes controversias por los jueces en sus decisiones de combates de primera fila.

Félix "La Sombra" Caraballo, campeón pluma FEDECARIBE de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), y Edgardo "Eggie" Laboy, son dos de esos gladiadores boricuas que esperan devolverle esperanzas a dicho deporte ante las controvertidas decisiones del jurado en peleas recientes.

Y ante cualquier duda de los jueces, es por ello que Caraballo, quien defenderá su título el sábado ante Laboy, dijo en entrevista con Efe que se considera un boxeador aguerrido, ofensivo y bravo ante sus opositores.

 

 

"Cada vez que voy a un combate, doy lo de mí. A algunos le gustan el boxeo técnico y otros que le gusta la candela, la guerra y el toma y dame. Yo no me echo para atrás para que los jueces no tengan la duda de no dar las puntuaciones", aseguró el púgil de 30 años, con marca de 7-0-2 y clasificado número 31 por la AMB.

Caraballo ansía demostrarle al público que acudirá al cartel "DIRECTV Boxing Nights: Caraballo vs Laboy" en el Palacio de Recreación y Deportes de Mayagüez, presentada por Universal Promotions, continuar invicto y escalar posiciones para acercarse a lograr su más grande sueño: ser campeón mundial.

 

 

Allí, Caraballo espera una decisión justa de los jueces y no como en peleas recientes esas apreciaciones, como ocurrió en el combate entre el filipino Manny Pacquiao y el australiano Jeff Horn, han llevado a que muchos seguidores del boxeo le resten credibilidad al boxeo.

Otra recién polémica decisión sobre el cuadrilátero ocurrió el pasado 17 de junio, cuando el estadounidense Andre Ward unificó las fajas de la división semipesada al derrotar por decisión unánime al ruso Sergey Kovalev, pero muchos vieron al soviético triunfar.

Y es que para muchos aficionados del pugilismo, esas discutidas decisiones suelen crear pensamientos de que el deporte está sobornado, lo que llevaría a corromperse más, perder seguidores y que entonces éstos pasen a respaldar otras disciplinas deportivas, como las artes marciales mixtas (MMA).

"El boxeo tiene su 'fanaticada' establecida, igual que el MMA, pero el boxeo ya es un deporte sólido y la gente lo respalda pase lo que pase. El boxeo no perderá fuerza porque tiene una base sólida de sus seguidores", aseguró por su parte a Efe Laboy.

De 27 años y también invicto en doce combates, espera aguarle la fiesta Caraballo en la que será su primera oportunidad titular en un deporte que según dijo Laboy a Efe, le gusta porque es "de contacto".

 

 

"Me gusta la competencia, esa adrenalina que sientes cuando salgo a pelear… La oportunidad por el título no había llegado la oportunidad. Entiendo que tenemos buena edad para disputar el título, y pues hay boxeadores más jóvenes y están lastimados", enfatizó.

Caraballo, de igual forma, expresó estar sumamente motivado y optimista de que saldrá de la pelea ante Laboy con los brazos y en alto y así encaminarse junto a otros boxeadores puertorriqueños como Félix Verdejo y Christopher "Pitufo" Díaz a ser próximos campeones mundiales.

"Ellos son motivación para algunos y si son campeones, uno se motiva más. Ser campeón es uno de mis sueños y metas. Lo más que me gusta es pelear y que tengo el calibre adonde quiero llegar: ser campeón y representar a mi isla", resaltó Caraballo.

El cartel del sábado ofrecerá otros interesantes combates, como la del campeón FECARBOX del Consejo Mundial de Boxeo, Jayson "La Maravilla" Vélez, quien se enfrentará al experimentado púgil mexicano Giovanni "El Ruso" Caro.

También pelearán Jean Carlos "El Indio" Quintana, hijo del ex campeón mundial Carlos Quintana y quien hará su debut profesional al enfrentarse al también debutante Andrew Nuñez.