¡Noticia de un secuestro! Relato del peliculón que vivió Bryant Myers

 

Hay muchos cantantes del género urbano que tienen bien montá’s sus películas en Instagram. Que si aquel le corrió la jeva al otro. Que si perencejo tienes más cortas y palos con chips que fulanito. Que si sutanito anda buscando a Juan del pueblo pa’ pegarlo. Bah.

Ah, pero Bryant Myers. Ese sí que vivió un peliculón el otro día.

e34622a593647c691eb60081a77f2dc829d06631hq-a87840e8d00c4e70bafa75609ae99b94.gif

Bryant Anselmo Rohena fue secuestrado en la noche del martes de una cancha de baloncesto en su barrio de Loma Alta en Carolina. Llegaron unos tipos fuertemente armados preguntando por él y se lo llevaron en un carrito KIA. Como su mamá salió a defenderlo, también la secuestraron, en su propio automóvil, una guagua BMW blanca.

Los malandros se llevaron a madre e hijo pero “un buen samaritano”, como indicó el abogado de Bryant, el licenciado Edwin Prado, se les fue detrás.

“En el trayecto, ese buen samaritano, esa alma caritativa arriesgó su vida y cursó la información al sistema 9-1-1. De repente, en el trayecto ya una patrulla municipal de Carolina que recibe la información los intercepta y tienen un intercambio de disparos y chocan el carro de los secuestradores. Uno tiene que pensar que él era la tarjeta del secuestro. Allí en la cancha había un sinnúmero de personas y no es casualidad. Fueron directamente a donde él”, resaltó Prado en conversación con El Calce.

“Ser famoso no te libra de la criminalidad que arropa a este país”, dijo.

capturadepantalla20180606alas95125pm-04be987cb45bf2ca28f5214da8ce4a3c.jpg
Bryant Myers y su mamá.

Tras salir de Loma Alta, los secuestradores llevaron a Bryant y su mamá por la carretera 874 de Carolina hacia Canóvanas y en la intersección de la Avenida Monserrate sucedió el encontronazo con la Policía Municipal.

“Hay un choque entre el carro donde iba Bryant y el de la Policía. Ahí Bryant se tiró del carro, hubo un intercambio de disparos y entonces los del KIA arrancaron. A ellos no los cogieron. El otro malhechor que estaba con la mamá de Bryant en la BMW se bajó de carro, dejó el auto abandonado con la señora madre de Bryant adentro y se internó en un área boscosa”, explicó Prado.

Ese carro lo ha retenido el FBI para peinarlo en búsqueda de “todo tipo de evidencia”. Según reseñó en la noche del miércoles Telenoticias, el KIA apareció quemado en un sector aledaño a los sucesos. Al fin y al cabo, Bryant Myers vivió algunas de las cosas que se cantan en las letras del trap maliantoso boricua sin siquiera llevar 24 horas en Puerto Rico, pues en la noche del lunes había llegado de una gira de varias semanas en Europa.

myers-b0180174a62377d8d1c719da131e97b4.jpg

Prado confirmó que el artista se fue de Puerto Rico hoy miércoles, hacia Miami, por varias razones.

“Primero, tiene varios compromisos artísticos con que cumplir, citas calendarizadas por la salida de su nuevo álbum, &#39La Oscuridad’. Su carrera no se puede detener”, apuntó, señalando que “tiene varias actividades promocionales también en Nueva York”.

“Y, obviamente, para esclarecer su mente y cogerse un descanso después de eso”, agregó Prado.

“Aquí se combina el trabajo con un asunto de seguridad. No, el FBI no le recomendó al equipo de manejo que se fuera o se quedara, pero sí, te digo que hasta que no se esclarezca esto hay temor por su seguridad. Él como quiera iba a estar fuera por el trabajo del Miami y Nueva York. Va a aprovechar también para descansar después de esto y a Puerto Rico entrará de tiempo en tiempo”, añadió el cotizado letrado, fervoroso defensor durante años de distintos artistas del a veces incomprendido género urbano.

La seriedad del asunto propone que se descarte la actitud de que esto sea un stunt publicitario. Lo que sí es seguro es que, mientras muchos narran fantasiosas películas de crimen en sus canciones y en Instagram, Bryant Myers puede asegurar que vivió una.