¿Qué nos ofrecerá la farándula este verano 2020?

En este verano ellos vienen con todo

A diferencia de otros años donde como unos zánganos decimos “¡sorpréndeme, mayo!”, este 2020 al llegar el primer día del mes nos levantamos suda’os a las 2:00 am por temor a que hubiesen llegado los aliens; por suerte esto no ocurrió… todavía.

Nuestra vida ya no es normal, y aunque estamos encerra’os en las casas, cada día supone una nueva e intensa emoción por todo lo que está sucediendo en el mundo. Uno de los grupos de personas que más están sufriendo lo es la farándula del país, que está acostumbrada a llamar la atención 24-7 y que harían lo que sea por un like en las redes.

Chentito goza como quiera, él va al dispensario de Grateful, al lao' de Gallimbo Studio…

chente

El fin de semana antes del COVID era la excusa perfecta para subir fotos chulampias, tirarle indirectas a los enemigos imaginarios y disfrutar de la vida exótica que les ofrece “el artistaje”, pero ahora las cosas cambiaron y deberán ser creativos para poder diferenciarse del resto de los mortales. ¿Lo harán? Habrá que esperar, pero estas son algunas de las cosas que creemos que pasarán en el verano 2020 con los bebos de la farándula.

-Los boomers incursionarán en el reggaetón: después de años donde fue un género marginado, ahora es el reggaetón es el nuevo pop. Como pasó con el merengue cuando estuvo pega’o que cuanto loquito quería cantarlo, lo mismo sucede ahora con el género urbano, con la diferencia de que los más doños van poco a poco entrando a esta música porque según sus manejadores estos “se mantienen vigentes”.

 

Ustedes saben lo brutal que es escuchar a Chayanne en una pista monga de reggaetón; muchacho, uno goza que se acabó. Más señoras y doñitos van a querer hacer este tipo de música y OBVIAMENTE van a charrear en el intento. Suerte ahí.

-Bodas hogareñas transmitidas a través de lives: estamos en unos tiempos en que los famositos ya no attentionwhorean solos, sino que lo hacen con su pareja. Los matrimonios famosos nos han mostrado tanto su hogar que ya sentimos que hasta nos hemos baña’o en sus duchas.

ale bern

Este sería el momento ideal para que las parejas de novios comiencen a tener bodas en la cuarentena. Recordemos que solo necesitamos UNA pareja para que las otras imiten, como siempre pasa. Estaría muy nítido que hagan la versión tecata de la boda en la playa con la piscina de plástico atrás. Incluso, esto se podría hacer con dos o tres intercambios con marcas, y ya los famositos están acostumbrados a ese cacheteo elegante.

-Divorcios veraniegos: es inminente que después de tantas semanas juntos, las parejas comiencen a apestarse unas de las otras después de semanas de encierro. Amiguitos, ¿ya vieron que no todo era nalga y tetita? ¿Recuerdan cuando posaban para que el mundo creyera que eran una pareja sumamente feliz?

Guaynaa jacky

Bueno, pues siempre es buen momento para robarse unos titulares en los periódicos del país con un sabroso divorcio. Ya puedo esperar esos videos donde entre lágrimas dicen que “desconocían a esa persona con la que convivieron tanto tiempo”. Este verano viene con más drama que el programa “Guerreros”.

-Adamari López va a llorar: para la mamá de Alaïa siempre es buen momento para plegarse frente a la cámara y empezar un lloriparty.

adamari

Ya que su resultado de coronavirus dio negativo, es inminente que algo suceda, alguna picada que ella piense que es dengue, que volvió a aumentar 30 libras, que el marido le escondió la caja de Twinkies que ella oculta debajo de la cama; no sabemos, cualquier cosa pasará que provocará otro episodio de lágrimas en Ada, “la llorona de Pe Erre”.

-Más canciones flow “Isla bendita”: al boricua le encanta cantar en la adversidad, es por eso que cuando ocurren desgracias en la naturaleza lo resolvemos con alguna canción que habla de “resiliencia”, “unión” y “Dios”. Podemos estar bien, bien jod**s, pero para nosotros las cosas se resuelven berreando unidos.

tito marc

Estos días corrió un video de varias figuras públicas cantando “Preciosa” como muchachos de sexto grado, pero lo que Pe Erre verdaderamente necesita es una canción original de los artistas en la que canten sobre el papel de inodoro, los televisores de Walmart, las piscinas de plástico y el alcoholismo en esta sabrosa cuarentena. ¡No nos fallen!