No, Trump no puede "comprar" Groenlandia

Aunque el estatus político de Groenlandia es complejo, una cosa es cierta: no está a la venta

Vista aérea de Groenlandia - Foto. iStock

El plan del presidente estadounidense, Donald Trump, de comprar Groenlandia, será cada vez más complejo de cumplir; principalmente porque el territorio no está a la venta y, en segundo lugar, por su complejo estatus político.

A este respecto, el Primer Ministro danés Mette Frederiksen dijo que Groenlandia, que es un territorio autónomo de Dinamarca, no está a la venta, aludiendo al interés mostrado en su compra por el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

"Groenlandia no está a la venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Realmente espero que no sea nada que se haya dicho en serio", dijo en declaraciones recogidas por la televisión pública danesa DR Frederiksen, que visitó esta isla del Atlántico.

"Es casi inconcebible que pueda haber un acuerdo", dijo a Metro Hannes Gerhardt, profesor del Departamento de Geociencias de la Universidad de Virginia Occidental.

"A muy largo plazo, ¿quién sabe cuál será el valor de Groenlandia? Sin embargo, a corto plazo, Groenlandia no puede soportar su propio peso. Como ha señalado Trump, Dinamarca pierde cientos de millones de dólares en apoyo a Groenlandia cada año. No hay razón para pensar que las cosas serían diferentes para los EE.UU. Sin embargo, mientras que la proporción de la deuda pública con respecto al PIB en Dinamarca es del 34%, en los EE.UU. es superior al 100% y está aumentando rápidamente. Con las continuas quejas de Trump sobre los costos de mantener el territorio de Puerto Rico, parece que añadir estos costos no tiene ningún sentido político o económico". – Hannes Gerhardt, profesor del Departamento de Geociencias de la Universidad de Virginia Occidental.

"Dinamarca tiene estrechos lazos históricos y culturales con Groenlandia. Además, Groenlandia es el pasaje de Dinamarca al Ártico. Es a través de Groenlandia que Dinamarca reclama que el Polo Norte sea territorio danés a través del acuerdo UNCLOS, el tratado de la ONU que supervisa la reivindicación nacional del Océano Ártico. Por otra parte, es poco probable que los inuits de Groenlandia prefieran estar al servicio de Estados Unidos. Después de todo, Estados Unidos desafió a los líderes de Groenlandia que expresaron sus demandas de mantener la isla como una zona libre de armas nucleares durante la Guerra Fría, con el consecuente colapso de un bombardero B-52 armado con cuatro ojivas termonucleares en 1968 justo fuera de la base de la Fuerza Aérea de Thule", añade Gerhardt.

La situación política de Groenlandia "es un poco compleja", explica el profesor Gerhardt. "Aunque formalmente es un 'territorio' de Dinamarca, Groenlandia recibió el estatus de 'autogobierno' en 2008. Esto significa que Groenlandia tiene un gobierno, compuesto principalmente por indígenas Inuit, que tienen jurisdicción sobre esencialmente todos los asuntos internos. La 'venta' de Groenlandia tendría que ser aprobada por Dinamarca y el gobierno autónomo de Groenlandia. Ninguno de los dos parece estar muy interesado", dice Gerhardt.

Preguntas y respuestas con…

 

¿Puede el presidente Donald Trump comprar Groenlandia?

– En teoría, sí. Sin embargo, para que esto ocurra, tanto Groenlandia como Dinamarca tienen que estar interesadas, y todos los principales actores políticos de ambos lados del Atlántico Norte han negado categóricamente la idea. Como dijo la política groenlandesa Ane Lone Bagger: Groenlandia está "abierta a los negocios, pero no a la venta".

¿Cuál es el interés de Trump en comprar este territorio?

– En parte su propio legado presidencial, en parte por razones estratégicas, como lo acuñó el domingo. La importancia geoestratégica del Ártico ha aumentado en los últimos años, y los Estados Unidos están empezando a prestar más atención a esta región inmaculada.

Dinamarca dice que no está a la venta. ¿Podrían llegar a un acuerdo?

– Groenlandia obtuvo el automonía en 1979 y el autogestión en 2009, y debe considerarse una entidad semiautónoma dentro del Reino de Dinamarca y un pueblo indígena por derecho propio. Además, debido al derecho internacional -principalmente varias cartas y declaraciones de las Naciones Unidas- Dinamarca, en nombre del Reino danés, no puede limitarse a vender Groenlandia, aunque quisiera hacerlo.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS Rasmus Leander Nielsen Departamento de Ciencias Sociales, Ilisimatusarfik - Universidad de Groenlandia

La idea ha sido recibida como fuera de lo normal y algunos políticos de Groenlandia la consideran una broma. ¿Puede haber una oferta seria?

– Si Groenlandia se convierte en un país independiente, lo que no es probable que ocurra pronto, Groenlandia podría solicitar algún tipo de cooperación reforzada con los EE.UU., digamos como una Asociación Libre. Sin embargo, la idea de cambiar una antigua potencia colonial por una nueva está causando críticas sustanciales por parte de los groenlandeses desde que se dio a conocer la historia justo antes del fin de semana.

En el escenario actual, ¿puede un país comprar territorio de otro país?

– Dinamarca vendió las Islas Vírgenes a los Estados Unidos en la década de 1910. Sin embargo, muchas cosas han cambiado desde entonces, principalmente el proceso de descolonización desde la Segunda Guerra Mundial. Los EE.UU. ya desde la década de 1950 tiene una base aérea militar y un sistema de radar en el norte de Groenlandia y actualmente está reabriendo una representación en la capital de Nuuk. Por lo tanto, EE.UU. está presente en la base aérea de Thule y comienza a revisar la importancia de Groenlandia, que geográficamente está ubicada en América del Norte. Sin embargo, ver esto como una mera propuesta inmobiliaria, como hace la administración de Trump, es esencialmente una no-noticia que se ha vuelto viral, porque no va a suceder.

 

1959,
el año en que Hawaii se convirtió en el estado más reciente en unirse a los Estados Unidos