No, religiosos, los valores no les pertenecen

Esta semana el Departamento de Educación anunció que cambiaron la política de uniformes, así que si un varón quiere llevar falda puede hacerlo, y si una chica quiere usar pantalones también puede hacerlo. ¿Entender esto es complicado? No, pero en una isla conservadora, pudorosa e histérica es razón suficiente para se forme el acabose, y según dos o tres, ya Lucifer está abriendo las puertas del infierno (que estoy segurísimo que quedan en Guayama) para montar aquí una sucursal de Sodoma y Gomorra. Rápidamente los religiosos salieron chillando, porque siempre que el Estado se involucra en algo que trata sobre la identidad de género u orientación sexual, a ellos les entra la calentura y la necesidad de “meter miedo” con el apocalipsis, azufre, catástrofes, zombis mordiendo patas y ángeles prietos con alas de murciélago que chupan gente.

No se puede negar que el Departamento de Educación tiene muchos problemas, como la falta de maestros, escuelas en malas condiciones, chamaquitos saliendo mal en las pruebas, etcétera. Sí, eso es cierto, pero no por eso se van a seguir echando al olvido otros asuntos (aunque muchos crean que si cierran los ojos no existen) y &#39pichándole&#39 a todo lo que pueda levantar ronchas. A mí me está bastante curioso que ahora la gente se indigne porque un estudiante varón pueda llevar falda, pero toman como algo normal el que haya tantas muchachitas preñás sin siquiera haber terminado el undécimo grado.

351521d2deb74e62883631e04f096800-64af341d77a4ac49272153571ccfd580.gif

He leído a personas cuestionando que si “al llevar una falda los hará meterse en el baño de las nenas”… o sea, ¿ellos creen que Carlitos se pondrá una falda, aguantará que los demás socios "se la monten", solo para ver nenas orinando? ¿Esa es su gran preocupación? Amigos, yo no sé si a ustedes se les olvidó, pero desde hace mucho tiempo en esos baños ocurren muchísimas cosas, porque si les refresco la memoria, hay estudiantes usándolos para grabarse mientras tienen relaciones sexuales y compartir el videíto por WhatsApp. Eso no ocurre porque Satanás esté libre repartiéndole erecciones y pensamientos “impuros” a los estudiantes, es que el ser humano es un animal sexual… les guste a ustedes o no. Entonces, ¿siguen preocupados porque una nena pueda usar pantalones porque así se siente mejor, pero no se alarman porque no haya una educación sexual, sigan ocurriendo embarazos como cosa loca y continúa el patrón de niños criando niños?

14380649ffb3469d88e6c90bf7b1dc2f-e59ac4feac0f27edb7ea4065691e52eb.gif

Algunos políticos pandereteros -esos que usan la moral como un &#39switch&#39 y que se cabrean con todo tema que toque la comunidad LGBTT, pero se quedaron callaítos cuando el exalcalde de Cidra, Wiso Malavé, estaba hostigando sexualmente y sobándole las nalgas a las mujeres en la alcaldía- rápido se aferraron al clichoso eslogan de que “defienden los valores”. Bebeses, ¿ustedes saben qué son los valores? Los valores son principios que guían nuestro comportamiento, y estos son desarrollados por cada persona a través de su vida. Esto no fue creado por los que escribieron la Biblia, esto viene desde el principio de la civilización. Hasta aquí estamos claros, ¿verdad?

El respeto, la honestidad, la humildad, la lealtad, la responsabilidad y el amor son algunos de ellos. Cada persona tiene valores diferentes. Por ejemplo, para Wanda Rolón la humildad no es un valor; para Rodolfo Font la lealtad tampoco lo es… digo, con su comportamiento lo han dejado demostrado. Ahora díganme, seguidores de las lecciones del Abraham que iba a matar al hijo porque una voz se lo dijo, ¿cómo es que alguien que tenga una orientación sexual diferente a la suya afecta sus valores? ¿Cómo es que lo que otro haga en la cama le hace daño a usted? No, religiosos, los valores no les pertenecen a ustedes ni a nadie.

66ec9b842d664f69bc37bff09d84472b-43be96842d40037adb225edd88c8277c.gif

Religiosos, ¿ustedes alguna vez se han preguntado si la sociedad quiere que ustedes "la salven"? Yo no he visto al pueblo pidiéndole a viva voz que ustedes vengan con su Biblia debajo del sobaco a gritar “¡mujer, no uses pantalones!” (como coreaba Yiye Ávila) y decir frases de otro tiempo para “encaminarlos”, pero sí he visto a un pueblo sediento de igualdad, justicia social y con ganas de cambio. También he visto un pueblo sufriendo muchas cosas, pero ustedes se quedan callaítos, porque mientras sus pastores tienen el bolsillo con torta, que se jodan los demás.

Miren a sus líderes religiosos, no toman posturas a favor de los marginados nunca y manipulan a políticos con los votos del rebaño, pero cuando escuchan algo que les huele a gay, hay que “lanzarse a la calles”. Están más pendiente al fundillo de los que no asisten a sus iglesias que en cumplir las promesas "divinas" y "bendiciones que están por llegar" que les hacen a los que le ofrendan el diezmo. Dictadores de la moral, “valores” no es coger gente de zángana, ni autoproclamarse profetas ni manipular mentes usando el miedo.

291b2180f56e4f3bad3f8b3fb7d179da-3ebd8ff850e5e7d57c61d2873e6076ba.gif

Dejando claro lo que son valores, ya es momento de que se aferren a ese término como si fuera suyo. Si hay algo que hace falta, es que todos pongamos un granito de arena pa’ enseñarle a nuestros chamaquitos que hay personas que no van a tener los mismos gustos, sean sexuales, políticos, musicales o cerveceros, y que eso no los hace “abominaciones de la naturaleza”. “Los van a &#39bullear&#39 cuando vayan nenes con faldas”… ajá, y van a &#39bullear&#39 a los gorditos, a los zambos, a la nena sin tetas, a los feos y a todo el mundo como SIEMPRE han hecho; eso nunca va a parar, pero no debe ser motivo para evitar dar pasos hacia el frente.

Hace muchos años el indeseable de Willy Colón cantó “El gran varón”, aquella canción donde Simón pasó de ser el benjamín de la familia a convertirse en un homosexual que murió de sida. Décadas después, aún sigue ocurriendo lo mismo, le damos la espalda a lo que no queremos aceptar, perpetuamos la mentalidad machista, seguimos diciendo “el pipí es pa’ las nenas” y condenando a aquellos que nos parecen “diferentes”. Quizás para muchos es chocante que un niño sienta que le gusta otro niño o que siente que la vestimenta masculina o femenina no lo define, pero sucede; y pasa más de lo que creen. No se trata de que las escuelas van a ser ahora una parada gay de Cabo Rojo (aunque las nenas llevan años haciendo unas modas exóticas y cafres con sus uniformes, dignas del más macabro fashion show) sino que los estudiantes vayan aprendiendo lo que es la tolerancia, y eso, amiguitos, sí es un valor que debemos fomentar.

Lo importante es que esos chamacos puedan llegar a ser productivos en la sociedad al llegar a su vida adulta, y el que usen falda, pantalones, extensiones de pelo, senos de Colombia, lentes de contacto o pelucas, es lo de menos. By the way, Jesucristo usaba una batola como la de Walter Mercado. ¿Vieron? El hábito no hace al monje, y tu exterior no define tus capacidades.