"No quieren que el pueblo sepa lo que pasa en la Cámara"

"¡Señor presidente hay objeción!", repetía a gritos el representante Manuel Natal Albelo desde su banca, mientras era confrontado por el Sargento de Armas de la Cámara de Representantes.

Natal Albelo buscaba transmitir en vivo a través de sus redes sociales parte de la sesión de la Cámara de Representantes, que a alta horas de la noche de ayer, según dice el representante "aprobaron varias medidas que inciden en el pueblo puertorriqueño y trataron de evitar que los grabáramos. Y mira que bien se sienten los compañeros del PNP".

Y mientras Natal Albelo intentaba grabar, el sargento de armas de la Cámara, Henry Taboada, vino a hacerle frente y a decirle que apagara el celular. Hubo una confrontación pero al final el sargento de armas se fue, pues sabía que lo que hacía no era correcto.

"No quieren que el pueblo sepa lo que pasa en la Cámara", dice Natal Albelo al finalizar la grabación.

Según explicó a El Calce y Metro el representante Luis Vega Ramos, "puedes buscar en el reglamento de la Cámara de arriba a abajo" y en ningún lugar aparece que se le prohíbe a los legisladores grabar desde sus bancas.

"Puede que el presidente de la Cámara haya hecho en algún momento, pero en el reglamento no está que los legisladores no pueden grabar o transmitir desde sus bancas", resaltó Vega Ramos.

Una de las más agitadas que estaba con Natal Albelo durante la madrugada del lunes era la vicepresidenta de la Cámara, Lourdes Ramos, quien abogó para que el Sargento de Armas fuese a regañar a Natal.

Pero aquí hay dos asuntos: la aparente censura que quisieron hacer con Natal Albelo y la forma acelerada en que se pasaron varias medidas legislativas durante la noche del domingo y la madrugada del lunes.

"Se aprobó un calendario completo sin que se permitiera decir nada a las minorías de la Legislatura", dijo Vega Ramos al dialogar con El Calce.

Aprueban "proyectos controvertibles" a las millas de Chaflán

"Y son proyectos sumamente controvertibles como la usurpación de los poderes de la Jueza Presidenta del Tribunal Supremo, como las restricciones a la fianza, y como el aumento al fondo de $100 millones para los municipios, que ahora va a ser de $500 millones y no han dicho de dónde van a sacar los chavos para eso", expuso Vega Ramos, recordando que esa última medida sobre los municipios "se bajó a las 11:46 p.m.".

Con respecto a lo de la fianza, Vega Ramos indicó que "el PNP quiere destruir lo que el pueblo en dos ocasiones no les permitió derogar", recordando los rechazos en las urnas que los votantes le dieron a las restricciones de la fianza, durante comicios celebrados en 1994 y 2012.

Según Vega Ramos, "aprobaron dos proyectos, uno para establecer unas escalas de cuantía que son altísimas y otro para establecer condiciones adicionales cuando se imponen fianzas. Todo esto es una manera solapada de eliminar el derecho a mucha gente particularmente a los pobres".

Para Vega Ramos – quien recordó que "Lourdes Ramos estaba bastante indignada y amenazando a Manuel" – las acciones y actitudes del liderato PNP cuando Natal Albelo intentó documentar, raya en lo absurdo, especialmente "ante la forma en que ellos legislaron estos proyectos".

screenshot20171211at13412pm-9d6e49a0ad09a29bbb757b752f7af172.jpg

"¿Qué es lo que debiéramos estar criticando aquí? ¿Qué es lo que debe estar causando molestia, que se documente un caos que ellos forman por legisla a la trágala y no dar espacio a los planteamientos de las minorías o el caos mismo que se suscitó cuando se bajaron proyectos a media noche de esta forma sin dar paso a una amplia participación legislativa?", cuestionó.

Vega Ramos subrayó que también tiene una grabación "del caos que había allí" que aún no sube a las redes sociales y que "lo que hicimos allí fue documentar una violación a las normas básicas del proceso parlamentario, que requiere que las minorías tengamos derecho de debatir las medidas en calendario".