No me importa si se le mueren las gardenias... Racione el agua

Esta columna la escribo con rastros de mascara en los ojos y una pelota de sueño increíble por la pachanga de anoche, pero hey, sarna con gusto no pica. Es más, a lo mejor debería estar durmiendo ahora mismo. Sin embargo, siento la necesidad de hablar con ustedes en relación a esta sequía infernal.

Esta semana se anunciaron dos cosas. La primera es que si en las próximas tres semanas la cosa no mejora, los que dependemos de Carraízo estaremos cuatro días sin agua. Lo segundo que se le comunicó a los ciudadanos esta joya caribeña es que, por la falta de agua, 476 escuelas ofrecerán clases solamente de lunes a jueves, de 8:00 a.m. a 1:15 p.m.

Lo sé… Estas dos noticias dan ganas de empezar a tirar puños al aire como el gran Wilfredo Vázquez, Jr. Entiendo que la situación es difícil y que cuando la cosa está mala da placer culpar a alguien. Pero hoy Dios me envió para compartirles una verdad: ya es muy tarde para echar culpas.

screenshot20150809at2-ac064e3e5d691b9ca29229a120d009b1.jpg
Queridos míos, ustedes no pueden culpar al coquetón presidente ejecutivo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Alberto Lázaro, porque el racionamiento sea de más días. Él no tiene la culpa de que no llueva, y ya dejó claro que no hay chavos para empezar a desalinizar el agua. Ah, y no me vengan con lo de la siembra de nubes porque usted sabe que eso no se va a hacer de un día para otro.

Asimismo, el secretario del Departamento de Educación, Rafael Román, tiene la culpa de muchas cosas. Es más, cada vez que él habla yo me estreso porque siento que no dice na’. Pero a ese caballero no lo podemos culpar por tomar la decisión de ajustar el horario escolar. Mis niños, es importante que la desesperación de tener que hacer ajustes para buscar a sus hijos no los ciegue. Un plantel escolar no puede tener miles de muchachitos corriendo por ahí si no hay agua.

rafaelromanmetropr-1e286b61ae61278d5c93920548150851.jpg
Entienda, que ni Lázaro ni Román se están disfrutando esto. ¿Usted se cree que ellos quieren pararse ante la prensa para decir que no hay manera rápida de solucionar esto? Ellos también están en racionamiento. El único que está feliz ahora mismo es Kenneth McClintock porque hace un año predijo que esto iba a pasar y nadie le hizo caso a su tuit.

103789736601107107497189094378844449583119n-5f2d200b9b4b57972c9e547f76a0990e.jpg
Aquí el problema es uno, y es usted. El problema es usted que no se da cuenta de que tiene que ahorrar agua aunque tenga cisterna. Aquí lo más jodido es que usted sigue lavando el carro y echándole agua a las matas. La situación es que como en su pueblo no hay racionamiento usted asume que el problema no es suyo.

Boricua, el problema es que usted no coge nada en serio. Se cree que si llovizna se llena Carraízo y que con tres gotas La Plata se va a desbordar… Déjeme explicarle una cosa, esto es bien serio y las noticias más leídas de los periódicos siguen siendo las Kardashians.

A mí no me importa si se le mueren las gardenias que tiene en el patio, estamos en un momento histórico en el que no se puede desperdiciar agua. Entiéndalo. Podría llegar el momento en que no tengamos agua para tomar y nadie tiene el control de esto ahora mismo.

Haga el baile de la lluvia si quiere. Récele a todos los santos que conoce. Haga brujería. Invoque a sus ancestros. Engánchese collares bendecidos. Ore. Esas son las únicas opciones que tenemos hoy mismo para que llueva. Quizás mañana tengamos más alternativas, pero, mientras tanto, racione el agua, coja esto en serio y deje de echar culpas.