Niños destrozan Castillo de Disney en vidrio que estaba en un museo

Ocurrió en el Museo del Vidrio de Shanghai, en China. El Castillo de Disney en vidrio había sido donado en 2016, tenía 30 mil piezas y tomó 500 horas hacerlo.

Niños jugando alrededor de un castillo de vidrio, definitivamente, no es una buena combinación.

Ocurrió en el Museo del Vidrio en Shanghai, China, en mayo. Dos niños entraron con su familia al museo, saltaron las barreras y accidentalmente destrozaron una de las piezas más preciadas.

 

Museo del Vidrio en Shanghai

 

Era una réplica del Castillo de Disney en vidrio, valorada en 64 mil dólares y que tomó más de 500 horas en hacerse.

Los niños tropezaron y el castillo se fue abajo. Afortunadamente nadie salió con daños.

Salvo la extraordinaria obra, claro está.

 

¿Cómo ocurrió el destrozo del Castillo de Disney en vidrio?

Vice hizo público el hecho para Occidente, luego que el portal del Museo en Weibo -el Twitter chino- hablara sobre la situación.

“Los pequeños visitantes supieron que su conducta fue inapropiada y, con la presión de los padres, reportaron el incidente”, narra el portal. “Sus actitudes fueron amistosas y sinceras”.

 

Castillo de Disney en vidrio

 

El Castillo de Disney en vidrio pesaba 60 kilogramos y tenía 30 mil piezas, decorado con oro de 24 kilates. Los hermanos Arribas fueron los autores, una compañía norteamericana que realiza coleccionables de Disney.

Desde 2016 se encontraba el pequeño monumento en el Museo del Vidrio de Shanghai, donado por los hermanos Arribas.

 

Queda como enseñanza para los visitantes del Museo

Se desconoce si los padres de los niños tuvieron que pagar por el Castillo destrozado, pese a que varios usuarios de Weibo pidieron que lo hicieran.

El Museo mantiene en exhibición los restos del Castillo como un recordatorio para que las personas sean cuidadosas. “Nos disculpamos si esto afecta negativamente tu experiencia en el Museo”, apuntó la institución, de acuerdo con Vice.

Los hermanos Arribas se comprometieron a recomponer el Castillo de vidrio, pero debido a las restricciones de viaje por el coronavirus no lo han podido hacer.

Solo resta esperar y seguir prevenidos, no sea que caiga otra muestra.