Niño de ocho años se suicidó porque su mamá le quitó el celular

El hecho ocurrió en Cuauhtémoc, México, y el menor habría sido castigado por no hacer las tareas.

AP

La mamá de un niño de ocho años, identificado como Kevin, lo castigó quitándole el celular por no hacer sus tareas y el niño se suicidó.

Los hechos ocurrieron en la colonia Atlampa, de la alcaldía Cuauhtémoc, en México, y según contó el abuelo del menor, se escucharon ruidos en su habitación, pero no hicieron nada, porque pensaron que era parte del berrinche.

Una hora más tarde una hermana de Kevin entró a su cuarto y lo encontró tendido boca arriba en el suelo, por lo que dio aviso a sus familiares, que de inmediato lo trasladaron al más cercano. Se reportó que el niño sufrió una lesión circular en el cuello y que llegó sin signos vitales.

De la investigación se desprendió que Kevin se provocó la asfixia con los cordones de sus zapatillas al enroscarlos a su cuello y amarrarlos a su cama. Mientras, sus familiares aseguraron que el pequeño nunca sufrió ni de depresión y mucho menos presentó ataques de ira.