Niño murió al ser atacado por bulldog luego que su madre se fuera a beber y consumir drogas

El pequeño de 9 años quedó solo en una cabaña con un animal de 45 kilos, que lo atacó hasta la muerte. En total, recibió 54 lesiones

Un hecho brutal salió a la luz en los tribunales del Reino Unido, donde se la muerte de Frankie MacRitchie, de 9 años, quien murió brutalmente en abril de 2019.

El pequeño se encontraba en una cabaña con su madre y una amiga de esta que andaba con un bulldog americano llamado Winston, en Tencreek Holiday Park, Reino Unido.

Una noches su madre, Tawney Willis, y su amiga y dueña de perro, Sadie Totterdell, dejaron al pequeño solo con el animal para irse a beber y consumir drogas en otra cabaña cercana.

Unos gritos en el lugar alertaron a la gente, pero ya era tarde. El perro atacó salvajemente al niño de 9 años.

Ataque brutal

Según consta en la investigación, el niño trató de defenderse, pero no pudo hacer mucho ante la ferocidad del animal de 45 kilos, que le propinó 54 heridas, según reveló el informe forense.

En el juicio, que está en desarrollo, también se informó que el perro ya había atacado a otro niño, tiempo antes.

La médica Deborah Cook, patóloga forense, aseguró que tal era el nivel de las heridas que presentaba el menor "que si el ataque hubiera sido en la puerta de un hospital, tampoco hubiera sobrevivido".

El juicio aún continúa contra la madre y la amiga. Mientras que el perro fue sacrificado por la policía.