Murió Elías Lopés, pero sigue viva la eterna primera trompeta

Ayer se dio conocer la noticia del fallecimiento del maestro Elías Lopés, uno de los más importantes trompetistas del patio y una de las más influyentes figuras musicales de Borinquen. Lopés murió a raíz de un paro cardiorespiratorio en su residencia en Carolina. Tenía 72 años.

No obstante, el legado del exdirector musical y exprimera trompeta de El Gran Combo (1965-1969) sigue [y seguirá] vivo en la memoria colectiva del pueblo puertorriqueño. Lopés participó en siete álbumes junto al Combo de Rafael Ithier.

Asimismo, la leyenda salsera fue parte de la fundación del Apollo Sound, donde trabajó varios años en colaboración con el hombre que mejor afinca la clave, Roberto Roena, una de las principales figuras de la Fania.

En 1977 el maestro Lopés creó su propia agrupación: Elías Lopés & Compañía, con quien grabó exitosos proyectos como Homenaje a los soneros (1984), Bailable y Variado (1983) y El más delicioso manjar (1980).

Lopés trabajó, además, con las orquestas de artistas de la talla de Bobby Valentín y Joe Quijano. Igualmente, contribuyó en el desarrollo de múltiples producciones discográficas de Salsa y Jazz.

El Calce te recomienda este videíto