Mujer olvida en un auto a niña de 2 años, la pequeña murió por el fuerte calor

Juana Pérez-Domingo, tiene 43 años y está acusada de homicidio agravado de un menor; se encuentra recluida con una fianza de 50 mil dólares

Todas las desgracias son tristes y se lamentan mucho. Sin embargo, éstas suelen ser más dolorosas cuando involucran la vida de un pequeño.

Tal es el caso de una mujer de Florida que enfrenta cargos criminales por el fallecimiento de una niña de sólo dos años, que se encontraba bajo su cuidado.

La señora tuvo un gran descuido, pues la dejó olvidada cerca de siete horas en el interior de un automóvil, el cual alcanzó altas temperaturas.

La persona fue identificada como Juana Pérez-Domingo, tiene 43 años y está acusada de homicidio agravado de un menor; ya se encuentra recluida con una fianza de 50 mil dólares.

¿Qué pasó?

De acuerdo a la denuncia de la policía de Miami-Dade, la mujer tenía el encargo de llevar a la niña a la guardería el viernes 16 de julio por la mañana, en Homestead.

Sin embargo, como aún era temprano se dirigió a su casa.

Fue en ese momento cuando se distrajo, apagó el motor del vehículo y dejó a la niña en el interior.

La pequeña estaba amarrada con el cinturón de seguridad, en una jornada en la que la temperatura en el sur de ese estado superó los 80 grados Fahrenheit (26.66 grados Celsius).

En la imagen que se encuentra disponible en el Miami-Dade County Corrections se aprecia el rostro de la mujer desencajado, triste y avergonzado.

Y es que cuando Pérez-Domingo volvió al vehículo la niña ya se encontraba sin vida. En lugar de llamar a la línea de emergencias se puso en contacto con la mamá de la pequeña, a la que le contó lo sucedido.

La mamá, en shock

“Yo salí del trabajo a las 3:00 pm y le llamé a Pérez-Domingo a las 3:11 pm, pero no me contestó . Después le llamé a las 3:35 pm y no me contestó otra vez. Le llamé dos veces y por fin me contestó, me dijo: ‘Ya está muerta la niña’”, recordó Elvia Méndez, madre de la menor, a Telemundo 51.

Como cualquier madre, ella se alteró y le dijo que le contara los pormenores del accidente, ya que su hija no estaba enferma.

“Yo la tomé, abracé a mi niña, pero ya estaba muerta”, lamentó la madre.

 

“Me dijo, temprano, 'I love you, mami' (te amo, mami)”, recordó la mamá de la pequeña fallecida que pidió ayuda para el entierro. “Mató a mi hija, no sé qué hacer”.

Hasta ahora han muerto ocho niños en el año por haberse quedado dentro de los automóviles a altas temperaturas, mientras que el año pasado perdieron la vida otros 25, según la organización No Heat Stroke.