Mujer embarazada salvó a su esposo de ataque de tiburón

Valentía y corazón.

Lo menos que esperaba Margot Dukes-Eddy, de 30 años de edadembarazada, era que un pasadía fuese a terminar con ella como heroína. Sus padres la habían invitado, junto a su marido, a pasar un día en alta mar para celebrar su estado. También acudirían su hermana y su pareja en lo que iba a ser un día de celebración muy especial. Sin embargo, estuvo a punto de terminar en tragedia.

La familia se dirigió con su embarcación a la conocida zona de Sombrero Reef, un área situada en los famosos Cayos de Florida y que es muy famoso por los animales marinos que habitan allí. No eran los únicos turistas de la zona, ya que había más barcos que habían atracado alrededor, así que Andrew, el marido de Margot, decidió saltar al agua para hacer snorkel, según narran varios medios, entre ellos The Associated Press.

Durante la mañana de ese día, Andrew se lanzó al agua. Sin embargo, no había pasado ni un minuto cuando un tiburón impactó contra su hombro. Margot estaba presenciando la inmersión de su marido cuando vio la aleta del tiburón y un charco de sangre a su alrededor, así que no lo dudó y se lanzó al agua, a pesar de estar embarazada.

Tal y como publica el Miami Herald, Margot pudo alcanzar a su marido y arrastrarle de vuelta al barco. La familia se dio cuenta de que su estado era grave, así que se dirigió rápidamente hacia el embarcadero de Sombrero Reef, donde un helicóptero medicalizado estaba esperándole para trasladarle a un hospital de Miami, a unos 200 kilómetros de distancia.

La rapidez de la actuación fue clave para salvarle la vida. La propia oficina del sheriff del condado de Monroe ha publicado en su cuenta de Facebook que las heridas de Andrew Eddy eran graves y que se cree que fue atacado por un tiburón toro de entre dos metros y medio y tres metros de longitud. El animal había sido visto por algunos testigos que habían pasado anteriormente por la zona.

El condado de Monroe es muy frecuentado tanto por turistas como por aquellos que quieren practicar deportes acuáticos. Según los datos que manejan desde el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones de la Universidad de Florida, apenas ha habido 17 ataques de tiburones desde 1882, lo que hace que este caso haya sorprendido a las autoridades del estado.