Muertes de niños por aparente maltrato de sus padres estremecen a Borinquen

Las muertes de un niño de 8 años en Aguas Buenas y una niña de 27 días de nacida están bajo el escrutinio público.

Agentes adscritos a la División de Delitos Sexuales y Maltrato del CIC de Bayamón, radicaron cargos criminales por asesinato en modalidad de maltrato, en contra de Roberto D. Rosado Real de 20 años.

Esto por un crimen ocurrido el 20 de junio de 2020 en la urbanización Santa Juanita en Bayamón.

De acuerdo a la investigación de las autoridades, Rosado Real maltrató a su hija de 21 días de nacida y le causó la muerte.

El hombre la habría lanzado hacia arriba en varias ocasiones para que dejara de llorar, por lo que le causó un edema cerebral. Además, en una de las ocasiones en que la lanzó, la agarró por la pierna izquierda y le ocasionó una fractura.

niña asesinada

El día de los hechos, el acusado llevó al infante al Hospital Regional de Bayamón, donde tuvo que ser referida al Hospital Pediátrico de Río Piedras. Allí murió el 27 de junio de 2020.

La prueba se presentó ante la jueza Imarys Cintrón Alvarado, del Tribunal de Bayamón, quien determinó causa para arresto y señaló una fianza de 1 millón de dólares, la cual no prestó, por lo que será ingresado en la Cárcel Regional de Bayamón.

El agente Carlos Aquino, adscrito a la División de Delitos Sexuales y Maltrato del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Bayamón, bajo la supervisión de la sargento Luzzan González, estuvo a cargo de la investigación.

Acusan de asesinato a padre de niña que murió en Aguas Buenas

Autoridades hicieron pública esta noche la ficha de Jonathan José Santiago Cortés de 27 años, acusado de asesinar a su hijo de 8 años en Vistas de Jagüeyes en Aguas Buenas.

Al hombre le radicaron cargos criminales por asesinato y maltrato.

De acuerdo a la investigación de las autoridades, Santiago Cortés transportó a su hijo al Hospital Menonita de Aguas Buenas, bajo el alegato que el niño había sufrido una caída en el baño de su residencia.

El menor llegó sin signos vitales al hospital y el médico de turno certificó su muerte. Este presentaba quemaduras y hematomas en diferentes partes del cuerpo.

Contra el hombre se impuso una fianza de $600 mil que no prestó, por lo que será ingresado a la Cárcel Regional de Bayamón.