Movida eléctrica de la Junta de Control Fiscal

La Junta de Supervisión Fiscal confirmó hoy el nombramiento de Noel Zamot como el nuevo oficial de Transformación para la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Zamot, un coronel retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos nacido en Puerto Rico, dirigirá la transformación de la AEE y la reconstrucción del sector energético luego de la devastación causada por el huracán María. Su prioridad inmediata será agilizar los esfuerzos de reconstrucción en la Isla en estrecha coordinación con el Gobierno de Puerto Rico, la Junta y el gobierno federal, comunicó el ente federal en declaraciones escritas.

La Junta de Control Fiscal buscará poner bajo su ala a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en ruta a su privatización final, según un artículo publicado por el Wall Street Journal en la tarde de hoy, miércoles.

Según el artículo del periodista Andrew Scurria, “oficiales federales que supervisan las finanzas de Puerto Rico” instalarían un gerente de emergencia en la principal utilidad eléctrica del territorio, en un intento de “corregir” el lento y errante curso de respuesta que parece llevar esta dependencia tras el paso del huracán María.

La movida de parte de la Junta de Control Fiscal le quitaría poderes a la junta de directores de la AEE y al gobernador Ricardo Rosselló sobre el manejo de esta utilidad.

De inmediato, no se ha recibido respuesta de Fortaleza al respecto.

Metro supo que el Gobierno de Rosselló Nevarés prepara una reacción esta tarde a esta noticia en desarrollo. La AEE se encuentra bajo intenso escrutinio en distintas esferas gubernamentales, tanto a nivel federal como local. Un contrato de $300 millones fue otorgado a la empresa Whitefish Energy, que no es otra cosa que una compañía subcontratadora, encargada ahora de buscar la mano de obra a precios exorbitantes. Congresistas demócratas han mostrado su preocupación ante este asunto.

Puerto Rico ya lleva más de un mes en las tinieblas, con la inmensa mayoría de sus abonados sin energía eléctrica luego del azote del huracán María. El temporal destruyó el tendido eléctrico de Borinquen, apabullando la infraestructura de la AEE, que ya de por sí contaba con una deuda pública de $9 mil millones.