Monumental mosaico en Tampa de compañía boricua de arte

La compañía de arte CeRo Design se mudó a Tampa, Florida durante cinco semanas, en medio de la pandemia del COVID-19, para realizar una inmensa obra de arte en mosaico con una extensión de más de 2,000 pies cuadrados.

CeRo Design, compañía de arte fundada en el 2002 por el dúo de artistas boricuas Celso González y Roberto Biaggi, fue contratada por Related Group para hacer tres obras monumentales en las fachadas principales del Mary Bethune Highrise Project, un gran desarrollo a las orillas del Hillsborough River. El proyecto, auspiciado por el Departamento de la Vivienda de Tampa, es un complejo de edificios de apartamentos residenciales para personas de edad avanzada y escasos recursos. CeRo, invitado por el City Of Tampa Arts and Cultural Affairs Division, compitió con varios artistas locales y nacionales resultando el ganador con su propuesta titulada “Roots of Knowledge”.

El concepto de la obra es un homenaje a las raíces africanas de la mujer cuyo nombre bautiza el complejo de vivienda, en la forma de un gran árbol de la vida con rostro femenino. Mary Jane Mcleod Bethune, nacida en 1875, hija de esclavos liberados, fue una importante educadora, fundadora de la primera escuela privada para jóvenes negras en el estado de Florida y también fundó una universidad. Además, fue filántropa, activista de los derechos civiles y luchadora por la equidad racial y de género, miembro fundadora del “Federal Council of Negro Affairs” del presidente Franklin Delano Roosevelt y vicepresidenta del National Association for the Advancement of Colored Persons (NAACP) hasta su muerte en 1956. Su legado es la inspiración detrás de esta obra de arte tan relevante en estos tiempos, pues contribuye a la visibilización y reconocimiento de figuras relegadas a un segundo plano por la historia.

El proyecto monumental que CeRo ejecuta actualmente en la ciudad de Tampa viene a ser la cuarta obra de arte en mosaico con que estos artistas dejan su huella en esta ciudad de Florida.  Hace cinco años, en el 2015, ganaron una competencia con su mosaico titulado “Swimming in the Horizon”, que ostentan en el Complejo Acuático Roy Jenkins de Davis Island. Ese mismo año hicieron otro mosaico titulado “Truth of Nature”, elaborado con la participación de miembros de la comunidad del Centro Comunitario “Fire House”, en la ciudad de Ruskin. En el 2017, apenas un mes antes del huracán María, CeRo realizó su tercera obra, un inmenso mosaico en el centro de la ciudad de Tampa titulado “Drops of the Sun“. Y ahora en el 2020, en plena pandemia del COVID-19 y siguiendo todos los protocolos de seguridad, CeRo regresa a Tampa a decorar sus entornos con coloridos azulejos, esta vez en lo que terminará siendo el desarrollo de vivienda más grande de esta ciudad.

El Mary Bethune Highrise Project de Tampa hará gala de un tríptico de mosaicos en sus principales fachadas que se extienden a lo alto hasta ocho pisos de altura. La pared principal a la entrada del complejo presenta el “árbol de la vida”, representado por el legendario árbol del Baobab africano, interpretado aquí con una copa colorida que despliega sus grandes frutos colgantes, su monumental tronco en variedad de colores y un corte transversal por la tierra que revela sus fuertes raíces. Este árbol es icónico en África y además de representar la vida, está asociado a un sinnúmero de simbolismos del folclore popular. El Baobab es un árbol muy longevo, que dura alrededor de 1,500 años con ejemplares históricos de hasta 6,000 años sobre la tierra. Es de los árboles más grandes del continente africano, alcanzando una altura de hasta 100 pies y una gran circunferencia que ofrece a las comunidades resguardo, agua y comida. Este arte es una representación de este majestuoso árbol, donde las raíces representan el comienzo, los ancestros y un cimiento sólido para la existencia. El tronco representa la fortaleza, la madurez y el cambio continuo de todas las cosas con todos sus matices. Y la copa, con sus hojas y frutos, simboliza el conocimiento adquirido con la edad y la experiencia y la continuación de la vida. El trasfondo representa la interconexión entre todas las cosas debajo de un cielo azul con patrones que hacen alusión a los textiles africanos.

CeRo Design tiene a su haber más de 200 obras de arte en mosaico a lo largo de todo Puerto Rico y Estados Unidos. Internacionalmente también se destaca su pieza de arte público en Taiwán. Su fuerte ha sido lograr hacer obras monumentales utilizando la técnica del mosaico en “trencadís” o, literalmente, en pedazos de losa de cerámica rota.  Su estilo colorido, de realismo retratista mezclado con elementos abstractos los distingue en el mundo del arte urbano y la permanencia de la técnica que utilizan los acentúa entre una amalgama de artistas que pintan sus obras efímeras en la calle.

El dúo de artistas comenzó su carrera de mosaiquistas en el 2001, cuando elaboraron un mosaico de 1,200 pies cuadrados en un centro comercial de la Avenida Campo Rico en el municipio de Carolina. Esta fue la primera vez que ambos artistas rompían una losa de cerámica para convertirla en mosaico, sin jamás imaginar que esta técnica los llevaría a darle la vuelta al mundo con su arte. Esta obra privada dio paso a su primera pieza monumental de arte público en las calles de Puerto Rico, con más de 2,000 pies cuadrados en la Avenida Monserrate de Carolina. Entre sus mayores logros como artistas del mosaico, está su obra “Echoes of ages” en la estación de Sanchong en Taipei, Taiwan.  Esta obra de 2,000 pies cuadrados la lograron tras ganar una competencia internacional en el 2009. En su tierra natal de Puerto Rico tienen obras en un tercio de los municipios de la isla, siendo “Infinitos recuerdos de Doña Fela” en Puerta de Tierra su obra más reconocida, por su gran extensión de sobre 3,000 pies cuadrados y su localización en la entrada a la isleta del Viejo  San Juan. Esta es probablemente la obra más documentada de Cero, ya que se ha convertido en un punto de referencia cultural emblemático, pues es constantemente fotografiada, tanto por residentes de la isla, como por turistas que visitan la ciudad capital.

Aparte de su importante trayectoria de arte público en mosaico, que incluye además  murales y piezas escultóricas-arquitectónicas, CeRo también se ha destacado por sus comisiones de mosaicos para personalidades como Spike Lee, Lin Manuel Miranda y Tito el Bambino, entre otros.

El arte está hecho para inspirar con sus colores, conceptos y provocaciones.  La idea detrás de este proyecto, es dar motivación y quizás esperanza o consuelo a los que lo vivan. La mera presencia de esta vasta obra de arte en mosaico de losa rota, con su naturaleza viviente, le dará a la comunidad un sentido de orgullo que solo grandes obras de arte pueden proveer. CeRo Design ha visto a plena luz cómo sus obras de arte han logrado transformar vecindarios.  Ha visto cómo la belleza de sus obras ha motivado que los vecinos embellezcan sus entornos, pintando verjas, cortando gramas y manteniendo sus áreas recogidas y bonitas.  El poder del arte público es precisamente ese, dejar un ejemplo positivo, un pedazo de bienestar en alguna esquina de la ciudad para ver cómo ese pequeño esfuerzo se transforma en un esfuerzo colectivo de toda una comunidad.  El arte público es arte de la gente, de la calle, de la cuidad, y lo que Cero le aporta al ambiente es un pedacito de bien, que se convierte en el bien de todos.

González y Biaggi, tras una larga trayectoria de 18 años diseñando y manufacturando grandes mosaicos bajo la marca CeRo Design, con un experto y selecto equipo de trabajo, usa una técnica artística milenaria adaptada a su estilo, con su propio movimiento y encanto. Tras casi dos décadas de confeccionar mosaicos complejos, CeRo ha logrado desplegar más de 50,000 pies cuadrados de arte en pedacitos de losa rota que suman sobre 3 millones de pedazos instalados.

Los miembros del “Cero Crew” actual son: Celso González, Roberto Biaggi, Roniel González, Álvaro Racines, Christian González, Juan Carlos Cáceres, Isaac Figueroa, César Martínez y William Jordan.