Mono titerón de Rincón cayó en trampa de DRNA

Según residentes del sector, el mono llevaba años causando pérdidas en las siembras de mangó, quenepa y parcha

Un mono Erythrocebus Patas - Getty Images

El Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) capturó este domingo en la mañana un veloz mono macho adulto de la especie Erythrocebus Patas que acechaba los barrios Calvache y Pueblo, del municipio de Rincón, destruyendo cosechas y provocando pánico en la población.

Los vigilantes Kevin Cruz y Wendell Toro culminaron su búsqueda y persecución temprano el domingo cuando lograron que el animal cayese en la trampa que habían preparado con frutas para atraer al elusivo mico que, según residentes del sector, llevaba años causando pérdidas en las siembras de mangó, quenepa y parcha. No obstante, la querella se recibió el 29 de abril de este año.

El secretario de Recursos Naturales y Ambientales, Rafael A. Machargo, advirtió que "la venta, compra y posesión de primates está prohibida en Puerto Rico, según establece el Reglamento 6765 del Departamento.” Machargo también destacó que “muchos de los animales exóticos que se ingresan ilegalmente y luego se abandonan o se escapan, no tienen depredadores naturales en la Isla y se reproducen sin control". Entrar ilegalmente a Puerto Rico una especie exótica sin el permiso del DRNA es un delito, se indicó mediante comunicado de prensa.

Cruz y Toro están destacados en el Proyecto para el Control de Población y Dispersión de los Monos Patas y Macacos Rhesus, en el suroeste de la isla, una propuesta subvencionada por el DRNA y el Servicio federal de Pesca y Vida Silvestre.

El Dr. Ricardo López, a cargo del Proyecto y Director de la División de Investigación y Manejo Pesquero Comercial del DRNA, reveló que desde el 2012 hasta el día de hoy se han removido 5,196 primates. Agregó que ya quedan muy pocos en el suroeste, aunque existen otras poblaciones en el área de Sabana Seca, en el municipio de Toa Baja.

Los machos de la especie Erythrocebus Patas, explicó el Dr. López, tienden a dispersarse en búsqueda de una colonia nueva, por lo que suelen andan solitarios, como fue el caso del capturado en Rincón.