Mezquina jornada de primarias acaba en los tribunales

Pipo pidió al Tribunal que se deje sin efecto el acuerdo que paraliza las primarias. Además, una ciudadana también demandó. Ah, y la ACLU.

El aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi Urrutia, sometió un recurso contra la Comisión Estatal de Elecciones con el fin de que se deje sin efecto la determinación de paralizar las primarias que debieron celebrarse, hoy, domingo.

La demanda sostiene que el Acuerdo "emitido por la CEE y los Comisionados Electorales del PNP y el Partido Popular Democrático (PPD) resulta nulo y ultra vires, toda vez que el mismo haya sustento en ninguna disposición de la Resolución Conjunta 37-2020, la Ley 58-2020 y/o en ningún otro estatuto electoral de Puerto Rico".

En síntesis, el Código Electoral fija la fecha a celebrarse las primarias. Esta fecha fue pospuesta por medio de la resolución conjunta a la que Pierluisi Urrutia hace referencia. Por tanto, la CEE no tiene potestad legal para relegar la primaria.

Además, el recurso exige la divulgación de los resultados de la votación de hoy.

 

Documento_Principal (16) co… by Metro Puerto Rico on Scribd

 

 

 

Ciudadana demanda a la CEE

La ciudadana Carmen Damaris Quiñones Torrres, mayor de edad y residente de Trujillo Alto, demandó a la Comisión Estatal de Elecciones por violársele su derecho al voto durante las primarias de hoy, domingo.

"La Sra. Quiñones Torres supo que en su colegio de votación no había papeletas. Luego se enteró de que la Escuela Francisco Prisco Fentes estaba cerrada y había un funcionario indicando que el domingo, 16 de agosto de 2020 podría votar para las Primarias de Ley", narra la demanda.

"Ni la Comisión Estatal de Elecciones ni sus Comisionados Electorales tienen potestad legal para posponer ni suspender las elecciones primaristas del 9 de agosto de 2020. Por lo que, las actuaciones de la Agencia Administrativa y sus Comisionados representantes es una actuación ultra vires que lacera los derechos constitucionales de los electores", sostiene la demandante en el documento.

Además de citar la Constitución de Puerto Rico y sus garantías sobre el voto ciudadano, la demanda se ampara en el recién aprobado Código Electoral, donde se establece que “las primarias que deban realizarse bajo las disposiciones de esta Ley tendrán lugar el primer domingo del mes de junio del año de Elección General”. También cita la Resolución Conjunta 37-2020, aprobada para posponer la fecha del evento.

"Ninguna de las disposiciones legales que ordenan, ni la Constitución de Puerto Rico, ni el Código Electoral de 2020, ni la Resolución Conjunta 37-2020 le ofrece la prerrogativa a la Comisión Estatal de Elecciones de posponer, suspender, extender o calendarizar las elecciones primarias para otra fecha".

La CEE, a través de la Certificación de Acuerdo Sobre Primarias Locales (CEE-AC-20), determinó que se completaría el proceso de votación en los precintos electorales donde se abrieron maletines. Sin embargo, en aquellos donde no comenzó la votación a la 1:45, se suspendería el proceso hasta el próximo domingo.

La Unión Americana de Libertades Civiles de Puerto Rico (ACLU PR, por sus siglas en inglés) exigió el domingo al Gobierno de Puerto Rico cumplir con su deber constitucional de garantizar el derecho al voto de los puertorriqueños y puertorriqueñas que decidan ejercerlo por lo que presentó un recurso judicial a esos fines.

“El derecho al voto es uno de los derechos más sagrados con los que contamos en una sociedad democrática. Proteger el derecho al sufragio universal consagrado en la Constitución de Puerto Rico en su sección 2, Artículo II es primordial. La rigurosidad con la que se deben llevar los procesos que protegen nuestra democracia es un imperativo al que se le debe dar prioridad”, sentenció la ACLU PR en comunicación escrita.

Aseguran fallo en el proceso desde el inicio

Señalaron que desde la semana pasada, que comenzó el voto adelantado de las Primarias de Ley, Puerto Rico ha visto el fallo y la falta de respeto con que se ha llevado a cabo el proceso.

“Esto constituye una afrenta a la Constitución y a los electores y las electoras de Puerto Rico. Hoy, 9 de agosto de 2020, la Comisión Estatal de Elecciones tenía una sola responsabilidad: asegurar que se pudiera ejercer el voto en las Primarias de Ley. Si esto no lo logró, tenemos un mal presagio para las elecciones de noviembre 2020”, sentenciaron.

“Confiamos en que nuestro Tribunal General de Justicia hará valer la Constitución, pero que sobre todo le restaurará la confianza al pueblo de Puerto Rico al asegurarle la pureza de los procesos electorales”, culminó la ACLU PR.