Medida que propone que los piropos y el acoso callejero sean delito queda en "asuntos pendientes" del Senado

La delegación del PNP presentó enmiendas al proyecto

Getty Images

Una medida que propone que los piropos y otras formas de acoso callejero sean condenadas con multas quedó en asuntos pendientes en el Senado de Puerto Rico, luego de que la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP), y su portavoz Thomas Rivera Schatz, presentaran enmiendas a la misma.

Se trata del Proyecto del Senado 326, de la autoría de la senadora del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Ana Irma Rivera Laseen y el senador Rafael Bernabe  que está pendiente a votación desde junio del 2021.

La misma propone que toda persona que incurra en actos o gestos obscenos verbalizados, de improperios o piropos de naturaleza sexual a una tercera persona, en espacios públicos o cuasi públicos, y que mediante este comportamiento provoque una situación que resultase intimidatoria, degradante, hostil o humillante para la víctima, será sancionada con la obligación de asistir ocho horas a un Taller de Sensibilización contra el Acoso Callejero y multa de cincuenta dólares, o cumplir ocho horas de labor comunitaria que sustituya la multa.

Del mismo modo, se propone que estas ocho horas de labor comunitaria se lleven a cabo en una organización, recomendada por la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, excluyendo de la lista a organizaciones o programas que trabajen, colaboren o atiendan sobrevivientes de violencia de género.

El proyecto incluye multas a personas que realicen grabaciones o fotografías, sin consentimiento, de los glúteos o genitales, vestido o al descubierto, de cualquier persona sin importar su género, por medio del uso de equipo electrónico o digital de video, sin justificación legal o sin propósito legítimo alguno, con o sin audio, en lugares públicos o cuasi públicos, o en cualquier otro lugar donde se reconozca una expectativa razonable de intimidad, será sancionada con la obligación de asistir a 12 horas a un taller de Sensibilización contra el Acoso Callejero y multa de $150 o realizar labor comunitaria que sustituya la multa. Estas horas comunitarias igualmente serán con organizaciones recomendadas por la Oficina de la procuradora de la Mujer.

Las penas serán mayores cuando estos delitos se cometan contra menores de edad, personas con diversidad funcional, una persona durante el acto de lactancia o persona mayor de 60 años de edad.

En otros países como Ecuador y Bélgica se han tomado medidas fuertes contra el acoso callejero en las estaciones de tren y transporte público con estaciones para atender a las víctimas de este tipo de agresión. En Ecuador se crearon cabinas de atención a víctimas de violencia en las estaciones de transportación pública.

Este tipo de acción logró bajar el acoso callejero en un 50%.