Me tiré a un gordito y me juquié

Con los hombres yo no discrimino. Creía tener un estilo en particular, pero no.

Me puse a analizar el repertorio de jevos, trucos o novios con los que he salido y casi ninguno se parece al otro.

Pueden estar pensando que me he tirado la mitad de la isla, pero algunos no pasaron de varios besos babosos. Algunos ni siquiera a segunda base, pero a otros les saqué jonrones con bases llenas.

gordito

Altos, bajitos, flacos, en buen shape, modelitos wanabí, con chavos, pelaos, cultos, inteligentes, blancos, negros, internacionales, con y sin hijos, despechados, vagos, quedaos y brutos. De esos últimas tres me abochornaré mi vida entera. Esos son los que no recuerdo en años y por alguna estupida razón del cerebro humano, llega un celaje y puffff… retortijones en el estómago y ganas de cagar. Fo.

gorditos

 

Tirarme un gordito, que yo recuerde, jamás.

Confieso que lo tuve un tiempo friendzoneao. Ya saben, negándome a mí misma que me estaba comenzando a gustar. Pero, como siempre me como la mierda que hablo, ¿saben a quién terminé probando? Al gordito. Obvio.

Acepté el date (a comer, duh!) y se jodió to’.

Besa rico. El condenao' besa delicioso. Movimiento de lengua, y un abre y cierra de boca como coreografía de nado sincronizado. Dulcecito, sin reguero de babas o atragantamiento de lengua.

gif fat pretty

 

Baila bien. Si besa bien, baila bien, mete bien. Comprobado.

Orgasmos garantizados. Un talento con lengua y dedos que Dios se lo bendiga. Hasta que yo no viro los ojos pa’ atrás, la fiesta no ha terminado. Literal.

Le gusta comer bueno. Soy una lechona y cuando los munchies atacan, estoy más feliz con él que con un freak de Crossfit o Keto diet por más abs que tenga.

Al contrario de Bad Bunny, a él si le gustan los juguetes y no se intimida. ¡Chamaquitos, aprendan!

Me abraza bien rico. Siento una comodidad como si estuviese abrazando al muñequito de Pillsbury.

Y lo más excitante del mundo, viaja con cojones y tiene metas. Y por eso mientras más metemos mejor 🙂

Dale break a ese gordito. Y tú gordito, envíale esto para que se convenza.

Ah, pero si no vas a hacer las cosas bien, estás bien jodido. La balanza está en tu contra pero tu lengua puede ser el primer paso para que todo vaya a tu favor.

¡Conoce a Capela Love!

Mira también: 

Capela.love: “Debemos hablar sobre el sexo con más apertura y menos prejuicios”

*No olvides visitar capela.love, para que pongas al día tu vida sexual en mente, alma, cuerpo y espíritu.