Más de mil cuerdas de terreno quemadas durante incendio en Gurabo

073115humaredapr30-7a860164a384a08e0291e749e1a79d67.jpg

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Ángel Crespo, confirmó el viernes que más de mil cuerdas de terreno resultaron quemadas como secuela del incendio forestal reportado en Gurabo, provocando una humareda se extendió hasta la parte sur de la zona metropolitana; y que el viernes no se había disipado.

De acuerdo con el oficial bomberil, a pesar de que se había controlado el fuego, quedaban unos focos en unos lugares de difícil acceso.

“Estamos hablando de cerca de mil cuerdas de terreno”, dijo Crespo en una entrevista radial (Notiuno). El funcionario añadió que el fuego ha sido catalogado “como uno de los más grandes en la zona tropical del mundo”.

A pesar de los esfuerzos de los bomberos, que tuvieron la colaboración de efectivos de la Guardia Nacional de Puerto Rico, la ciudadanía temía que el fuego se reavivara, por la gran cantidad de humo que cubría el tramo de la carretera PR-30, en la jurisdicción entre Caguas y Gurabo.

El fuego se propagó en la región declarada como de “sequía severa”.

Crespo indicó que el incendio tuvo su origen en el polígono de tiro en la Academia de la Policía en Gurabo, se extendió por la comunidad Santa Bárbara y consumió casi la totalidad de la vegetación en la Estación Experimental Agrícola. Las llamas llegaron hasta cerca de la comunidad de Bairoa en Caguas.