Más de 200 casos de COVID por algaretismo en el Lollapalooza

Ya se esperaban ver algunos casos debido a la cantidad de gente que estaba allí

CORONAVIRUS-LOLLAPALOOZA

Las autoridades sanitarias de Chicago reportaron el jueves 203 casos de COVID-19 relacionados con el festival de música Lollapalooza, señalando que era una cantidad que se tenía prevista y que aún no está vinculada con ninguna hospitalización o muerte.

“No hay nada inesperado aquí”, comentó la doctora Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública, en una conferencia de prensa.

“No hay ningún indicio de que se trate de un ‘evento de mucha propagación’. Pero claramente, con cientos de miles de personas que asistieron al Lollapalooza, esperábamos ver algunos casos”.

El festival de música de cuatro días de duración que se llevó a cabo hace dos semanas atrajo a unas 385.00 personas a un parque de la ciudad de Chicago. Los críticos cuestionaron la realización del evento durante la pandemia de coronavirus. Unos videos mostraron multitudes apretadas en los conciertos y en el transporte público con pocas mascarillas a la vista. La edición del año pasado del festival fue cancelada a causa del COVID-19.

Pero la alcaldesa Lori Lightfoot y otros funcionarios han defendido la decisión, señalando que se implementaron protocolos de seguridad. Los asistentes al festival tuvieron que mostrar una evidencia de su estatus de vacunación o una prueba negativa de coronavirus, y las autoridades de la ciudad dijeron que un 90% de los asistentes estaban vacunados.

Arwady dijo que el número de casos positivos incluía a los que dieron positivo después o durante el Lollapalooza, que puede incluir a las personas que arribaron al festival ya infectadas. Por ejemplo, 13 residentes de Chicago que dieron positivo reportaron haber asistido al festival el día o 24 horas después de que empezaron a presentar síntomas.

La comisionada dijo que la ciudad seguía investigando casos, pero que no esperaba que tuvieran un impacto significativo en las tasas de infecciones de COVID-19.

“Ya habríamos visto un repunte en este punto”, señaló.

Entre las personas que dieron positivo, las autoridades de la ciudad dijeron que 138 eran residentes de Illinois fuera de la ciudad de Chicago, 58 eran de la ciudad y siete eran de fuera del estado. Cerca del 80% de los que arrojaron un resultado positivo eran menores de 30 años, y aproximadamente el 62% eran blancos, dijo Arwady.